Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soraya: "No es mi prototipo"

En su primera cita dieron un romántico paseo por el Zoo de Madrid, mientras charlaban de la confianza y la sinceridad del sevillano y de los demás pretendientes. Soraya a día de hoy confía poco en sus chicos y así se lo quiso hacer saber a Mario.
"yo intento confiar y me dan palos por todos los sitios"
"yo quería saber si tú realmente estás receptiva o te sigue afectando ese mal trago que pasaste
Los dos jóvenes pasearon entre jirafas, leopardos, monos,... después de esta caminata por el zoo de Madrid decidieron descansar en un banco y sincerarse sobre las cosas que pasan cada día en el plató, la madrileña no quiere que le regalen los oídos, que si soy la mujer de su vida, que me encantas, porque no se lo cree y pone como ejemplo la cita con Junior. Lo que ella espera de todos es que "me conozcan poco a poco y que vayan surgiendo los sentimientos y gustarme por como sea él y no que me regalen los oídos, no cuela".
Con estas palabras Soraya deja claro que no necesita hombres que la adulen continuamente sólo para demostrar que quieren estar conmigo hasta siempre. Insiste además en este tema de la competitividad presente entre sus pretendientes, a lo que Mario decide contestarla con que es un tema muy delicado, "los compañeros están muy centrados en competir entre ellos...", "en vez de conquistarme a mí, yo lo he notado" concluye Soraya, está cansada de la guerra interna que tienen.
Después ya en el programa Soraya sigue desconfianza y afirma que hay algo en Mario que no le convence, no le transmite sinceridad, la actitud que demuestra en el programa no le gusta, mientras Miriam opina que debe de 'largarlo', no debe perder el tiempo con él. Mario se defiende como puede, piropea con adjetivos como que es alegre, divertida, que le vaya conociendo poco a poco, que él no le va a decir que la quiere, ni que la adora, sino que simplemente la quiere conocer. Pero ella siente algo, tiene una intuición hacia él que le hace pensar que no es un pretendiente que quiera conocer más a fondo, "no es mi prototipo, no le puedo engañar, quiero que se vaya".
"No me ha dado tiempo a mostrarme ni he dado motivos para que me eche y que me siento alarmado, y que es una sorpresa", pero ante estas palabras la madrileña no duda "note quiero tener ahí para que luego no haya nada". Sintiéndolo mucho el guapo sevillano tiene que abandonar el plató de 'Mujeres y hombres'.