Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Surgen las sonrisas

Una cita fluida en la que comenzó a surgir algo. Ni Blanca ni Raúl saben qué es, sólo que ambos se sintieron cómodos con el otro al lado y que las sonrisas salían solas en sus rostros. Una primera cita que acabó con la promesa de una segunda.
Ya decía Raúl que Blanca le había sorprendido y así lo dijeron en la cita. Ambos hablaban de que el otro les había llamado la atención a primera vista. Y Blanca decidió sincerarse con su nuevo pretendiente y es que "hoy en día, ya no sé qué buscan los hombres" pero Raúl, antes de contestarle, quiso saber qué buscaba ella "alguien que me de estabilidad y que me comprenda" y, casualidades, "también es lo que busco yo", decía Raúl.
Después, hubo tiempo para hablar de una forma más distentida y, muy pronto, surgieron las sonrisas tanto en la tronista como en el pretendiente. Por ello, el pretendiente quiso hablar de planes a corto plazo: quiere cantarle, tocarle el piano y acompañarla a Badajoz para que conocerlo.
La cita terminó con la promesa de una nueva cita y buen sabor de boca. El pretendiente se dio cuenta de que Blanca gana mucho en las distancis cortas, "es muy guapa y encantadora" pero, lo más importante, es que le hace sentir bien.
Por su parte, Blanca estaba encantada, "es un chico muy sencillo y natural, es del tipo que me gusta, la cosa se me está complicando", y es que con 11 pretendientes en sus filas, empieza a tener claro una especie de ranking, "cada uno me gusta por una cosa... Edu tiene su cosilla, Ayose, Juanjo.... y, ahora también, Raúl".
Ya en plató, las sonrisas delataban a ambos. Raúl explicab aque notó que todo "fluía" en la cita con su tronista, no hubo nada forzado y ella lo corroboró asegurando que "todo se refleja en mi cara, en seguida me sale una sonrisa".
Una cita muy buena, pero llegó la hora de tomar decisiones y Blanca eligió eliminar a aquellos que no habían despertado sentimientos más allá de la amistad en ella.
Las expulsiones de Blanca
Carles: Creí que Carles me iba a llenar mucho, sobre todo interiormente pero hay otros que han avanzado más, me hacían sentir otra cosa diferente a lo que sentí con Carles.
David: Tengo que hacerlo David, me hubiera encantado pero, lo siento.
Williams: Dije que no era mi tipo pero que le quería conocer pero, esto es así, tengo que espabilar.
Juan Carlos: Para mí es muy difícil, lo que voy a tener fuera va a ser una gran amistad, Juan Carlos, cariño, lo siento.