Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tamara acusa a Amal de haberse liado con Tony, ex pretendiente del programa

Amal ha dejado ver, desde que entró en el programa, su timidez a la hora de conquistar a su tronista. Cuando Oliver parecía ya cansado de su actitud, la pretendienta logró justificar su actitud debido a la intoxicación que estaba promoviendo Lorena, concursante expulsada por el propio tronista. Sin embago, a Amal le quedaba mucho por pasar. Dos confidencias de Tamara han sacaco de sus casillas a la pretendienta.
Según la gancho, la pretendienta celebró por todo lo alto su entrada en el programa, y , la misma noche en la que Amal empezó a competir por conquistar el corazón de Oliver. Todo ocurrió, según la confidencia, en la fiesta de cumpleaños a la que asistió Amal, unas amigas suyas, además de Tony y otros miembros del programa. Sin embargo, ella ha parecido saber muy bien por dónde iba Tamara, y no ha tardado en saltar y perder los nervios para defenderse. Y es que, según la pretendienta, todos los asistentes a la fiesta estuvieron incitándole a entrar en la habitación en la que se encontraba el expretendiente. Sin embargo ha asegurado que no accedió en ningún momento. Pero la historia estaba bastante bien montada. le ha acusado de haberse liado con Tony, expretendiente del programa
Según las explicaciones dadas por el dueño de la casa, el cual se encontraba en el plató, Tony llegó de Cádiz esa misma noche y fue directo a una habitación con intención de descansar. Fue en ese momento cuando los inductores de esta situación convencieron a la pretendienta para que entrara en ese cuarto, asegurándole que estaba vacío. Sin embargo, Amal se encontró con el expretendiente dentro. "Cerraron la puerta y no me dejaban salir", ha asegurado la pretendienta.
Tanto Oliver como su pretendienta han exigido a Tamara, en todo momento, pruebas que demuestren su acusación. La gancho ha asegurado disponer de una grabación en la que el propio Tony asegura haberse dado unos cuantos besos dentro de la habitación. El tronista ha invitado a la gancho a abandonar el plató para poder escucharlo, pero no ha podido ser porque, debido a que los micrófonos estaban abiertos, se estaba escuchando en el plató, y Tamara se ha negado a hacerla pública sin el consentimiento del expretendiente. El tronista ha preferido creer a su prentendienta, mientras que, tanto Pipi como Miriam, han decidido no darle credibilidad a Tony.
En busca de la fama, el mismo cuento de siempre
Tamara no se había quedado tranquila, y ha confirmado tener otra confidencia. Esta vez no tenía pruebas, sin embargo ha declarado saber, gracias a un amigo suyo, que Amal confesó en una discoteca estar en el programa para alcanzar la fama, conseguir dinero y, de paso, el trono. Amal ha vuelto a perder los nervios frente a la gancho, y se ha encarado con ella, mientras que Oliver le ha invitado a no darle cancha. "Amal está afactada, y no hay pruebas. Es todo palabrería barata", ha afirmado el tronista. Tamara, por su parte, ha invitado al tronista a esperar. "Tiempo al tiempo. El tiempo me dará la razón", ha concluido la gancho.