Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tamara se decide pero Rafa tiene que pensarlo

El comienzo de la cita prometía mucho, ya que la cara de Rafa esperando a su chica era como la de un loco e impaciente enamorado.
Rafa asegura a Tamara que "Mis sentimientos por ti son los mismos y no van a cambiar de un día para otro", pero la cabeza del valenciano no hace más que dar vueltas y tiene algunas dudas. Tamara no se rinde y le explica que "Al que besé fue a ti, a Javi lo dejé ahí porque me pidió una oportunidad".
No obstante, el pretendiente no se baja del burro y señala que "Me cuesta tanto creer que una chica se haya besado conmigo y se lo haya tenido que pensar, que no tengo nada claro". La tronista se sigue justificando por su actitud y "Yo quería irme con mis dudas un poco más despejadas".
A pesar de que la relación está en un punto un poco tenso, la madrileña intenta quitarle un poco de importancia al asunto y quiere disfrutar al máximo con su pretendiente preferido. De modo que, "por amor", le pide a Rafa que se coma un plátano. Él lo rechaza, pero finalmente Tamara consigue dominarlo y acepta comerse un trocito que ella le mete en la boca cariñosamente.
Después de varios intentos por que todo fluya, Tamara se empieza a enfadar y le echa en cara al valenciano que "¿Que tengas dudas significa que tienes que estar en la cita seco?" Entonces empieza a aflorar un pequeño enfrentamientos, ya que Tamara le dice irónicamente que "Si yo me tengo que ir sola me iré, pero tú no te irás solo, porque tendrás muchas chicas esperando, como dices siempre". Pero el valenciano es muy listo y salva la cita con éxito, además de conseguir que a la tronista se le pase el mosqueo: "En mi cabeza sólo estás tú".
Siempre se ha dicho que las despedidas son muy románticas y lo hemos podido comprobar con esta pareja. Rafa, por si le quedaba alguna duda a Tamara, le ha dicho antes de irse que "Eres encantadora", lo que le ha dado pie a ella a bromear añadiendo que "A lo mejor no aparezco mañana por el plató".
Sin embargo, la madrileña ha reconocido que "Siento por él, aunque tengo un poco de miedo".
Rafa, por su parte, asegura que "Estaba enamorado de ella y sigo enamorado de ella, pero el que está pensativo ahora soy yo".
En el plató Rafa ha sido duramente criticado por Miriam y Pipi. El periodista le ha aconsejado que "Rafa, en el amor hay que tener un poquito de humildad y si te ha besado y luego tú tienes dudas, tienes que luchar un poquito más, porque al final esto es el amor, la lucha diaria y constante". Por otro lado, Miriam vaticina el futuro de la pareja y cree que "Con ese ego que tiene lo que quería era demostrarse a sí mismo que podía conquistar a Tamara. Es alguien que se enamora contra, no de Tamara, quiere decir que va a estar en un continuo tira y afloja con ella, le veo poquito futuro".
Rafa tiene la última palabra
Esta es la historia de nunca acabar, y es que el tira y afloja en el que viven Tamara y Rafa no puede traerles nada bueno. Después de decidirse definitivamente por el valenciano y haber asegurado que "Estoy cien por cien segura de lo que voy a hacer. Rafa, me estoy enamorando de ti y quiero estar contigo", Rafa se ha echado para atrás, ni se ha inmutado y ha explicado a la tronista que "Mis sentimientos siguen siendo los mismo y van aumentando, pero has estado mucho tiempo oscilando en tomar una decisión y eso me ha creado unas dudas. Espero que entiendas que ahora el que me lo tengo que pensar soy yo. No te voy a hacer que estés en vilo mucho tiempo, te daré mi respuesta mañana". Ahora es Rafa el que decide si salen juntos o separados y nosotros nos quedamos con la intriga un día más.