Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tamara vuelve a perder los nervios ante los ataques de Maribel

Después de que Rafa le regalara uno de sus sagrados pendientes a Tamara, Emma ha preguntado a Maribel qué opinaba de todo esto y mejor que no lo hubiera hecho, porque a partir de ese momento ha sido como haber abierto la 'caja de Pandora' en el plató. Tamara y Maribel se han enzarzado en una discusión que ya venía de programas anteriores y ésta última ha llegado a acusar a la tronista de tener novio.
Maribel casi ha firmado la sentencia de expulsión de Tamara señalando que "Lo que tengo muy claro es que tú no estás ahí sentada por amor y que vas a salir de aquí con Rafa seguro, porque eso es un colegueo tremendo que está muy pactado, porque tengo la impresión de que tú tienes a alguien fuera seguro".
Tamara, hecha una furia, ha contestado a la comentarista bruscamente: "¡Eres pesada y cansina!"
Además, ha añadido en su favor que "Si tuviese a alguien fuera, creo que alguien con un poquito de inteligencia no dejaría que su pareja estuviese aquí sentada con ciertas persona, porque tú no sabes los sentimientos que pueden surgir".
A la tronista no le queda otra que hacer oídos sordos a los que Maribel dice y asegura que "No te voy a hacer caso, me da igual lo que tú pienses, te lo dije ayer, que te vas a coser la boca, que ya te lo diré y te lo demostraré, y si no, pues me iré tan tranquila y con la cabeza bien alta".
Sin embargo, la polémica no ha cesado, Maribel no se ha mordido la lengua y ha querido explicar su teoría: "Llevo aquí sentada desde que está sentada Tamara ahí y empecé a observarla. Yo soy una mujer experimentada y estoy viendo a Tamara en todas las citas absolutamente fría, indiferente, no transmite ningún sentimiento y tengo cada vez más claro que el colegueo entre Rafa, Ricardo y ella es clarísimo. Que se levante y que deje el trono a una chica que venga a buscar el amor".
Tamara no va a permitir que nadie diga mentiras sobre ella, y más si le perjudican a uno de sus chicos favoritos. De modo que ha entrado aún más en cólera y alza la voz diciendo que "Lo que tú estás dando a entender ahora mismo a la gente es que yo con Ricardo y con Rafa me veo fuera y eso no te lo voy a consentir". La madrileña también ha reconocido que "con quien sí hablé ayer fue con Ricardo, que yo lo llamé". Y pide ayuda a su madre para no perder credibilidad: "Y ahí tienes a mi madre, pensarás que yo soy falsa, pero ella no lo es. Mi madre no consentiría que yo estuviese aquí sentada. ¡A mí ya me aburres!"
Esther, la madre de Tamara , ha defendido a su hija como haría toda madre y sosegadamente ha contestado a Maribel que "Creo que tengo tanta madurez como tú, efectivamente soy su madre y no tiene a nadie Maribel. Mi hija se ha sentado ahí, no se si se ha sentado ahí para encontrar el amor o para irse sola. Quizás es fría, pero unos demuestran el amor de una manera y otros de otra, y si no encuentra a nadie se va a ir sola, nada más".
Rafa también ha querido defenderse a sí mismo y lamenta que "Maribel me estás empezando a caer mal. Estás pronunciando mi nombre en vano y eso me perjudica. Por favor te lo pido, no pronuncies mi nombre en vano, si tienes algún argumento dilo o haz lo que tú quieras".
Por su parte, Miriam, aunque "Rafa no es santo de mi devoción", ha defendido al valenciano: "Yo creo que si hay algún montaje, Rafa está empezando a sentir, porque veo que la mira mucho. Y Tamara también, lo que pasa que es más fría y dura, por eso parece que no siente nada por él".
Pipi también cree en Rafa y aconseja a Tamara que "Deberías darle un poco más a tus pretendientes".
Finalmente Emma ha puesto paz en el plató y ha cortado la conversación de golpe. Esperemos que Maribel y Tamara se lo hayan dicho todo y no vuelva a surgir esta tensión que tanto hace subir el calor en plató.