Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tamara se sienta como pretendienta de David

La incertidumbre sobre si Tamara se iba a sentar como pretendienta de David tenía a todos en vilo. Pero esa historia ya no podía alargarse más, por lo que la chica ha tenido que tomar una decisión y aunque parecía que la respuesta iba a ser negativa, por suerte para David, finalmente, dijo que sí. Pero eso no ha sido todo, Rafa, que estaba muy contento por su amigo, hizo una petición que sorprendió gratamente a todos: pidió a Emi, la amiga de Tamara, que se sentara como su pretendienta y le diera una cita. Emi, aunque un poco tímida al principio, también terminó accediendo a esta petición.
Emma tampoco podía más, por eso fue directa al grano y le dijo a Tamara que "Creo que no podemos demorar más tu decisión de quedarte o de irte, ya no solo por nosotros sino por David". La chica comentó que estaba nerviosa y que prefería dejarse llevar a lo largo del programa y que sucediera lo que tuviera que ser.
David entró más nervioso de lo normal. Cuando entró se sentó junto a Tamara en la mesa camilla y le dijo que lo acompañara, pidiéndole que "Confíes en mí, que no te voy a hacer nada raro ni nada extraño, que ya me gustaría a mí, y te ruego que vengas conmigo un momento". Lo que David hizo fue sentar a Tamara en el trono y sentarse él como su pretendiente para decirle que "No estés nerviosa, que no pasa nada. Me encantaría como pretendiente tuyo ofrecerte algo que creo que nos va a divertir a los dos y, a lo mejor, te ayuda a que recapacites antes de tomar una decisión", y continuó contándole que "Yo siempre digo que de día se pueden hacer muchas cosas, y como Madrid es una ciudad preciosa, te regalo este plano para que pases un día conmigo por Madrid, te enseño Madrid, hablamos, pasamos un día juntitos y, luego ya, tomas la decisión que quieras".
Así de contundente fue David, que no estaba dispuesto a dejar que Tamara se le escapase, y como quien no quiere la cosa le pidió una cita en toda regla a la chica. Aunque esta petición había sido muy bonita, la decisión no podía retrasarse más, por eso Emma pidió a la chica que nos sacara de dudas. David, estaba nerviosísimo y temeroso de que la respuesta que diera Tamara no fuera la que él esperaba: "Es que o me fulmina o me hace el hombre más feliz del mundo". Para despejar dudas, por fín, Tamara habló: "Yo, sinceramente, he venido esta mañana diciendo que no me iba a quedar. A mí el programa me parece muy bonito, que la gente venga a buscar el amor, lo respeto, pero para mí no lo veo. Pero es que te veo y me pierdo, es que es así", y terminó diciéndole que, "Entonces, la decisión es así: cierro los ojos, me dejo llevar durante un día y veo si quiero seguir aquí o no pero, de momento, te digo que sí".
La cara de David era indescriptible, irradiaba felicidad, tanto que no pudo evitar levantarse y darle un cariñosísimo abrazo a Tamara, ya como su nueva pretendienta. Además, muy contento le dijo que no se iba a arrepentir y que "Te lo vas a pasar 'pipa'". Y añadió que "Es un momento muy bonito en mi vida". Emma, muy feliz también por la decisión de la chica, les felicitó y les dijo que "Yo estoy encantada de que te sientes ahí y disfrutes de lo que pueda surgir entre los dos".
Rafa pide a la amiga de Tamara como pretendienta
"Estuve hablando ayer con David, y me comentó que la amiga de Tamara, Emi, era una chica ejemplar, una chica espectacular, muy simpática y, en realidad, te voy a decir una cosa, me apetecería conocerla, tener una cita con ella y ver como es". Así era, Rafa quería a la amiga de Tamara como pretendienta. La chica no salía de su asombro ante tal petición, y como a Rafa se le ve venir de lejos, la chica quiso saber a qué tipo de cualidades se refería.
Pero en este caso, Rafa no iba por ahí y le aseguró que "No se trata de ningún tema físico, era tema personal". Para no presionarla, le dijo que "Me gustaría tener una cita para conocernos, si congeniamos bien y si no pues no pasa nada". Además, y como todo un caballero, fue a buscarla a la grada para ayudarla a bajar. Aunque, al principio, era bastante reticente a sentarse como pretendienta de Rafa, al final terminó accediendo y se sentó encantada.