Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toño: "Me pones cachondín"

El segundo encuentro entre Toño y Ainhoa fue un tanto turbulento. El futbolista quiso sincerarse con su pretendienta y explicarle que le atraía mucho físicamente, pero sus palabras no fueron las más acertadas. La velada estuvo cargada de momentos de gran tensión y al final, Ainhoa se marchó de la cita un tanto mosqueada por la actitud de Toño, quien aseguró que en ningún momento pretendía ofenderla.
El futbolista llegó a su segunda cita con Ainhoa con la intención de sacar algo positivo de ella. La pretendienta quería comprobar si surgía "la chispa" entre ellos y dejó claro que no le asusta tener a Soraya como rival. La cita empezó calmadita, Toño quiso saber qué le atraía a Ainhoa de él. La pretendienta le contestó que le gusta su "punto tímido y a la vez pícaro". El sevillano también se interesó en saber qué era lo que menos le gusta, y ella le contestó:  "Que hay que sacarte las palabras y que eres un tanto desconfiado".
Seguidamente, sin demasiados preámbulos y sin nada de vergüenza, Toño se atrevió a hacerle un cuestionario subidito de tono a su pretendienta. Lo primero que quiso conocer de Ainhoa era cuál era su fantasía sexual. A la madrileña no le gustó mucho la cuestión y optó por 'pasar palabra':  "Me apunto la pregunta y te la contesto en otro momento". Pero lo que empezó siendo una broma, terminó sin hacerle ninguna gracia a la pretendienta cuando escuchó la segunda pregunta, que tampoco fue demasiado acertada. El sevillano le preguntó si era "pasiva o activa" en la cama y aunque la pretendienta no tenía demasiadas ganas de contestar a una pregunta tan íntima, ante la insistencia y la importancia que Toño le estaba dando, acabó reconociendo un poco seria y nada entusiasmada que es "activa".
Si con este peculiar cuestionario Ainhoa ya estaba un poco desconcertada sobre las intenciones de su tronista, Toño empeoró la situación aún más cuando le confesó que de todas sus pretendientas, Ainhoa es la que más "cachondín" le pone. Ante esta confidencia la cara de Ainhoa fue un poema, "¿Me estás vacilando?", espetó la madrileña. La tensión aumentaba por momentos y Toño se dio cuenta que se estaba metiendo en un lío. "¿La estoy cagando?", preguntó a su pretendienta y ella le contestó tajante que sí. Consciente de que se estaba metiendo en un berenjenal del que le iba a costar salir, el futbolista comenzó a ponerse rojo e intentó dar marcha atrás.
El tronista se disculpó explicándole que el comentario "era de buen rollo" y que con él sólo pretendía halagarla. Ainhoa le explicó que esas palabras no le parecían las más indicadas para una segunda cita y que, aunque fuera con buena intención, le había sonado a un "quiero lo que quiero". La madrileña comentó que le hubiera gustado que de la boca de Toño hubiera salido un "eres una buena chica y eres muy mona" y le intentó hacer ver que un "me pones cachondín" no se puede decir cuando aún no hay confianza. El futbolista no dudó en asegurar que "se puede decir eso y más" y que sólo era una forma diferente de piropear a una chica.
Ya , el comentario de Toño no se lo esperaba y le sentó mal en su momento. Cuando su tronista le comentó que sus palabras no eran más que una halago lo entendió y se le pasó el cabreo. El resto de las opiniones sobre el desafortunado comentario fueron dispares. A Virginia no le gustó nada y aseguró que existen mejores formas de halagar a una chica. "Se expresa libremente". Pipi no estaba de acuerdo con la opinión de 'su cari', lo que él entendió de las palabras del tronista fue que lo único que quiere es "conquistar el centro de operaciones de Ainhoa y no su corazón".  Visto lo viso, Toño deberá demostrar en las próximas citas si su interés por Ainhoa va más allá del puro atractivo físico. 
  en el plató Ainhoa se mostró más comprensiva Miriam rompió una lanza a favor del tronista: