Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Verónica enseña su lado más salvaje y finge un orgasmo con Raúl

La competencia es brutal en el bando de Raúl, y Vero parece haberse dado cuenta. Quizá por eso, la pretendienta ha decidido dejar a un lado la castidad y timidez con la que se ha comportado en los anteriores encuentros con su tronista, y esta vez ha tirado la casa por la ventana. Ha citado al madrileño en una habitación de un hotel, y le ha dado una clase magistral sobre cómo fingir un buen orgasmo. Previamente, le ha deleitado con un 'streptease' tras un biombo. El madrileño ha acabado al rojo vivo.
Ya más tranquilos, después del 'show', ambos han conversado acerca del cambio de actitud de la pretendienta. Raúl ha confesado lo bien que se le da fingir, y Verónica se ha explicado. Tal y como ha asegurado, lo ha hecho porque le ha apetecido, pero se ha visto en la obligación de hacerlo porque las demás pretendientas ya habían ido muy lejos con él: besos, jacuzzis...
Sin embargo, lo más sorprendente ha sido que, tal y como ha reconocido la pretendienta, nunca ha besado a nadie, aunque sí que haya tenido relaciones sexuales. Algo bastante extraño, pero no ha querido dar más explicaciones. Con el tronista ha tenido el primer orgasmo fingido, y Vero ha confesado que le gustaría hacer más cosas por primera vez con Raúl, pero para ello tendría que notar que es especial para él. Acto seguido, ha salido la Vero que todos conocemos: "¡Me da vergüenza! Raúl está viendo en la pretendienta cosas que le gustan, y ha afirmado que le da cosas nuevas cuando no se lo espera.
 
 
Una vez terminado su encuentro, el tronista no ha podido ocultar cómo se sentía: "¡SALGO CACHONDO! He visto una Verónica que no me esperaba ver... y me gusta". Vero, por su parte, espera que con esta cita le vea más cercana a él. Ya en plató, Vicente ha sembrado dudas acerca de la autenticidad de la pretendienta. Tal y como ha afirmado el gancho, Vero ha estado trabajando en un bar de copas durante mucho tiempo, y allí le han comentado que la pretendienta no es tan casta y pura como afirma ser. Vero, sin embargo, ha aclarado que, en año y medio, sólo se dio un pico con un chico, y fue con su mejor amigo y de broma. "No es mi estilo", ha sentenciado la pretendienta. Pipi ha formulado la pregunta del millón: "¿Has tenido relaciones sexuales?". Vero no ha contestado.
Elsa, desgraciadamente sorprendida
Las reacciones al orgasmo entre las demás pretendientas no se han hecho esperar. Elsa ha sido la más afectada por el repentino cambio de actitud de la madrileña. Ha reconocido que le hubiera gustado estar en esa habitación con Raúl, y se ha mostrado muy sorprendida: "No me esperaba esto de Verónica". Alicia, por su parte, se ha alegrado por ella, pero cada vez que lo ve, igual que los jacuzzis de las demás, lo pasa mal.
Scherezade ha querido sacar la parte positiva: "Cada vez que Raúl hace estas cosas, al menos puedo verle sin camiseta". Naty tampoco ha ocultado su asombro. Vero se ha defendido alegando que le hubiera gustado hacerlo en la intimidad, pero que tiene que conquistar al tronista y no puede esperar a hacerlo cuando estén solos porque a lo mejor no llega a tener esa oportunidad.
Animados por todos, Raúl ha conseguido que Vero le de un pico, aunque bastante inocente. Sin embargo, ha reconocido que no quiere pasarse por respeto a las demás. Raúl ha puesto orden, y ha pedido, tanto a ella como a todas las pretendientas, que no se corten por las demás: "Eso es cosa mía". Scherezade, por su parte, ha declarado que si besa a Raúl, y después besa a alguna otra, se irá.