Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zaira a Oliver: "Me gustas muchísimo, pero no soy capaz de confiar en ti"

A pesar de la discusión que tuvo con Oliver, Zaira optó por no irse de inmediato del plató. El tronista se enteró de que la azafata de vuelos estaba viendo el programa tras la cámara y fue a buscarla para pedirle perdón. Aunque Zaira seguía sin tener las cosas claras, decidió darle una oportunidad a Oliver y quedar a solas con él en una cita para aclarar lo sucedido.
A Zaira le habían llegado muchos rumores de Oliver en los que el alicantino no salía bien parado. La pretendienta había perdido la confianza en su tronista y por eso decidió que lo mejor sería irse del programa. Zaira explicó que se iba porque no le gustaba la actitud que tenía . Además Jenni le había comentado que estuvo con el tronista en una discoteca y él le confesó que no le gustaba ninguna de sus pretendientas.  Oliver en los bolos
Para atestiguar lo dicho por Zaira, Jenni corroboró la versión de la pretendienta. Además aseguró, de nuevo, que Oliver tenía una relación sentimental con Diana. El tronista se molestó un poco con todo este tema. Estaba cansado de que le acusaran sin pruebas y adoptó una actitud un poco árida contra Zaira. La pretendienta no pudo soportar la presión y, llorando, decidió la silla de pretendienta. abandonar
Aunque dejó la silla, Zaira aun no se había ido del plató. Cuando Oliver se enteró de que la pretendienta estaba tras las cámaras, fue a buscarla para pedirle disculpas por el comportamiento que había tenido con ella. Oliver le explicó que se había sentido atacado por ella y por eso se había puesto un poco a la defensiva. El campeón de Taekwondo consideraba que no tenía nada que recriminarle: "Si no te gusta que me quite la camiseta en los bolos dilo, pero no puedes abandonar el programa por algo que te moleste".
Zaira le explicó que lo que le había pasado era que agobió con todos los comentarios del plató. Se había dado cuenta de que le costaba mucho confiar en él. Además le confesó que no estaba segura de si Oliver sentía algo por ella. La pretendienta cree que ella pone toda la carne en el asador en las citas y siente que para Oliver nunca es suficiente, siempre pide más. El tronista lo tenía claro: "Yo no le debo nada a nadie. Si estás aquí es por lo guapa que eres y por que yo quiero".
Zaira no era la única que tenía sobre dudas sobre esta relación. tampoco estaba seguro de que la pretendienta sintiera algo por él. "¿Yo te gusto?", le preguntó. A Zaira le ofendió un poco esta pregunta pero le aclaró que le gustaba mucho. Oliver
A Zaira le habían comentado que Oliver había pedido una cita con ella. Aunque la pretendienta no estaba segura de querer seguir en el programa, quería quedar a solas con Oliver y explicarle tranquilamente lo que ya le había contado en plató. A la pretendienta le gustó que Oliver se disculpara y pidiera una cita con ella. La tensión entre ellos fue desapareciendo y Oliver decidió llevársela de nuevo al plató. Zaira, que aun no sabía que era lo que quería hacer, le pidió a Oliver que le dejara sentarse en el tresillo. Oliver, como acto simbólico, le pidió que ocupara ella el trono, y el se sentó en la silla de pretendientes. Habrá que esperar a que tengan esta cita para ver lo que le deparará el futuro a esta pareja.