Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las apariencias engañan

Tras conocer las armas de seducción que José Acera utilizaba para conquistar a la que fuera su tronista, Astry, estábamos deseando verle moverse en las distancias cortas pero en esta ocasión, al lado de Jenni. Y es que, Jenni llegó a la cita convencida de que el catalán era todo un malote.
 
 
 
 
 
 
Al terminar el encuentro, los dos coincidieron en que había surgido el feeling entre ambos y que era posible que surgiera algo especial entre ellos. Ya en plató, José volvió a sorprender a la tronista con un detalle. José le escribió a Jenni una carta y le regaló una rosa para celebrar el día de San Jordi.
 
 
 
José eligió una conocida cafetería de Madrid para tener su primer encuentro con Jenni. Un lugar intimo y original que resultó ser el escenario perfecto de una cita llena de sorpresas. Jenni comenzó la conversación asegurándole que ella quería darle una cita desde el primer momento pero, que tenía cosas que aclarar con los otros chicos, "me hubiera gustado que me hubieras elegido el primero", le respondió el catalán.
José le aseguró que a él le gustan las chicas sencillas, guapas y sobre todo, que vistan bien. "¿Te gusta como visto?" le preguntó Jenni, "Sí, bueno el vestido era un poquito corto". Una respuesta que hizo que los dos jóvenes rompieran a reír.
Haciendo gala de su sinceridad, una vez más, Jenni le aseguró a José que actualmente no se fía nada de los chicos pero, que a él le veía cara de bueno, "es que soy bueno", le respondió él. "Soy liberal pero soy celosa" y es que, la conversación pronto derivó en el tema de los celos y ambos se consideraron poseedores de esa cualidad, eso sí, Jenni se considera celosa pero no le gusta que sean celosos con ella.
José quiso que Jenni supiera que si se había quedado era porque le había gustado ella y se encontró con una respuesta un poquito diferente ya que, la madrileña le aseguró que pensaba que tenía pinta de malote pero, que se había dado cuenta de que era un chico muy atento y cariñoso, "las apariencias engañan".
Sin embargo, este detalle no consiguió gustar a Vicente quien aunque aseguró que José Acera era uno de los que mejor le caían, ese detalle le parecía una tontería.