Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"El beso con Meritxell me ha dejado temblando"

Rafa y Meritxell se muestran cada vez más cómodos juntos. Tras su primer beso, la tronista ha querido demostrarle a Rafa que se siente a gusto con él y que está intentando volver a confiar en él. Por su parte el pretendiente está dispuesto a hacer que día a día Meritxell se olvide de los malos momentos pasados. Deseos que los jóvenes han sellado con un beso calificado por todos como un beso en toda regla.
En su octavo encuentro, Rafa y Meritxell quedaron en la Feria de Arte contemporáneo, ARCO. Frente a una tela de araña hecha con lana el pretendiente quería explicar a su tronista que a veces la vida también se enreda y se complica demasiado. Meritxell se atrevió a ironizar diciéndole que la telaraña simboliza los líos en los que Rafa se mete.  
Rodeados de cuadros solo tenía ojos para su tronista. "El único arte que hay aquí ahora mismo eres tú", le confesó. Los dos se sintieron muy cómodos y quisieron hablar de su primer beso. Reconocieron que les gustó y quedó claro que no mentían porque no tardaron mucho en repetirlo. Tanto el pretendiente como la tronista coincidieron en que no les gusta cuando en plató intentan forzar que se besen; quieren que las cosas surjan cuando a los dos les apetezca. En este sentido, Rafa advirtió a su tronista que el día menos pensado sacaría su lado más salvaje con ella, algo de lo que Meritxell duda, ya que ella lo ve como un "osito". Rafa aprovechó la ocasión para confesarle a Meritxell que y que últimamente parecía que se había perdido. Rafa vuelve a sentir la complicidad que había existido entre ellos
Al final de la cita Rafa volvió a atreverse a besar a la alicantina. "Me he quedado temblando con el beso" confiesa el pretendiente. Ella también se sinceró y comentó que se dejó llevar y que le gustó el beso, pero también quiso dejar claro que le hubiera gustado más si ella hubiese estado más receptiva. Una vez en plató Meritxell explicó que el hecho de que no estuviera receptiva fue porque aún no confía plenamente en Rafa.
Al resto de pretendientes de Meritxell no les gustó demasiado el beso ; saben que Rafa es el rival más fuerte pero no pierden la esperaza y no van a tirar la toalla así como así. Michael ha reconocido que "Rafa se lo curra mucho" y cree que tiene ventaja sobre el resto porque lleva más tiempo en el programa.
Meritxell aún no se ha olvidado del desliz que tuvo Rafa con una chica de Guadalajara. El pretendiente sólo le dio un masaje a la chica, pero fue más que suficiente para que Meritxell perdiera la confianza en él. El aspirante a bombero quiere que su tronista se olvide de los momentos difíciles y para eso promete demostrarlo con hechos.
Durante la cita Meritxell pidió a su pretendiente que el próximo día cantara para ella, y ya en el plató Rafa no dudó en acceder a los deseos de su tronista. Dejando la vergüenza a un lado Rafa entonó la canción que había sonado durante su séptima cita con Meritxell. El aspirante a bombero está más seguro que nunca de que no quiere volver a perderla y por ello se esforzará día a día para que su tronista olvide los malos momentos pasados.