Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las chicas entran con fuerza

El programa se complica. La posibilidad de expulsión y la entrada de nuevas chicas en el programa traen de cabeza a tronistas y candidatas, que ven aumentar la competencia. Las chicas buscan recuperar el tiempo perdido, actitud que parece gustar a los chicos.
La ventaja o desventaja de estas nuevas competidoras es algo muy debatido. Conocen a los chicos, han seguido el programa y visto las otras citas. Algunas de las candidatas se han mostrado inseguras pues consideran que es posible que conozcan incluso sus puntos débiles.

Aunque parezca exagerada, esta reacción está más que justificada pues las nuevas chicas entran pisando fuerte. Conscientes de que han tenido menos tiempo para darse a conocer, han decidido ser muy directas y buscar rápidamente el contacto físico con los chicos. Caricias y besos que otras chicas se reservaban para la segunda o tercera cita, aparecen ahora de forma inmediata.

Las nuevas chicas de Víctor son muy decididas. Davinia, que se incorporó empezado el programa, preparó su cita en una piscina, algo que permitió una mayor aproximación al tronista. Esther, otra nueva incorporación, masajeó a Víctor con aceite comestible, con lo que consiguió que Víctor eligiera su cita. Incluso Jennifer, que se mostró muy comedida en su primera cita, se ha mostrado muy rotunda "voy a ir a saco". Pese a que Víctor se ha mostrado encantado con esta forma de competir, no ha aprobado esta declaración y no ha dudado en aclararle a sus chicas que "no es un puto y no es tan fácil".

La nueva chica de Luis tampoco se ha quedado atrás. Agudas preguntas, intensas miradas, sutiles caricias son las armas que ha usado Roxana para ponerse al nivel de sus compañeras. Y, pese a las críticas de éstas, ha conseguido hacerse un hueco en el programa.

La actitud de estas concursantes, aunque criticada por sus compañeras, parece gustar a los chicos, que han decidido premiarlas con nuevas citas.