Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cita de Silvia y Rubén desemboca en apuesta

Una de las trabas que Silvia ponía a conocer a sus pretendientes era que, según ella, "fueran los anteriores aspirantes a conquistar a Samira", expulsada por el programa. Sin embargo, Rubén le ha garantizado que está en el programa dispuesto a conquistarla.
No hace falta decir que uno de los problemas que más inquieta a tronistas y pretendientes es la promiscuidad de sus contrarios y sus posibles líos paralelos al programa. Rubén parece no haberlo entendido, ya que lo primero que ha hecho en su cita con Silvia es avisarle de que tiene fama de golfo.
Para solventarlo, ambos han decidido apostar acerca de ello . Silvia ha pactado con Rubén ofrecerle una cita de 24 horas si le sacan a ella más historias que a él. Si, por el contrario, le sacan más historias a él deberá abandonar el programa.
La tronista temía que la cita fuera sólo de una noche. Sin embargo se ha quedado con ganas de seguir conociéndole. A Rubén, por su parte, le ha parecido bastante corta la cita y se ha quedado "con ganas de más".
Silvia, la perseguida
Silvia teme que sea ella la perdedora de la apuesta que ha contraído con Rubén, ya que, según dice, no hacen más que sacarle historias paralelas, y que parece que quieren desprestigiarla. Sin embargo, a Silvia no le importa: "Cuanto más hablen de mí, más me crezco".