Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una cita fría y sin conversación

Jenni llegó a su cuarta cita con Nacho un poco dolida por su actuación en plató ya que el extremeño había sido el único de sus pretendientes que no se había atrevido a cantarle una canción. Sin embargo, la tronista estaba dispuesta a dejarse seducir por Nacho una vez más y se encontró con un chico medio dormido que no tenía ninguna conversación que ofrecerle. Una nueva decepción para la catalana.
 
 
 
 
 
 
Nacho preparó una cita especial para su tronista y le llevó a montar a caballo. Los jóvenes pasearon a lomos de estos preciosos animales y después se sentaron para poder estar más juntitos y hablar. Una vez más, las miradas parecían hacer evidente que existe algo entre ellos hasta queJenni intentó sacar la espinita que tenía clavada. "No me ha gustado que no quisieran cantar". Y es que, Nacho había sido el único pretendiente que no se había atrevido a cantar en plató. El extremeño muy seguro de su actuación le dijo que él no tenía porque cantarle en plató y que si quería le cantaba en ese momento pero que en plató, no.
Jenni aunque, no entendió demasiado las explicaciones de Nacho quiso pasar página y comenzó ha hablar del viaje que le tenían preparado para después de su final, "Yo podría irme contigo", aseguró Nacho al mismo tiempo que le decía que en ese momento no podía decirle que estaba enamorado de ella porque no era cierto. Eso sí, gustarle le gustaba mucho.
La cosa cada vez era más sosa y Jenni le pidió que le contara cosas más interesantes y se encontró con un: "Tengo mucho sueño y ahora me esperan cinco horas hasta Badajoz". Una respuesta que no sentó nada bien a la catalana quien decidió poner punto y final a la cita. Jenni tiene muy claro que cuando quieres ver a alguien no importan las horas de camino que tengas que hacer, mientras que Nacho esperaba que su tronista le recompensara por el esfuerzo que tenía que hacer para venir a verla.
Ya separados, Jenni bastante decepcionada aseguró que en ese momento no podía poner a Nacho por delante del resto de pretendientes. Una impresión que también sacó Nacho: "Creo que ahora mismo estamos todos empatados".