Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una cita, dos impresiones

En su primera cita, ambos se estrenaban y desde la entrada en plató de Chris, se esperaba que congeniara muy bien con Astry, a la que causó buena impresión. Empezaron con una conversación donde la tronista llevó la iniciativa y terminaron un un baile que Chris propuso.
Astry no iba a ponérselo en bandeja y quiso que él supiera todo lo que pensaba, "te veo muy meloso". Pero el pretendiente quiso salir del paso con alagos, "te veo espectacular".
La cosa no había hecho nada más que empezar. "¿No vienes a que te vean?", preguntó la cubana. La desconfianza de ella se dejó ver en todo momento y quiso volver a recordar todo su pasado amoroso que la hizo emocionarse de nuevo.
Para suavizar el asunto Chris le porpuso "una sorpresa" y la sacó a bailar. Aquí fue dónde la cita tomó otros derroteros. Un comentario del pretendiente, "que bien te acoplas" , que no gustó a Astry hizo que la tronista concluyera la cita con una impresión completamente diferente a la que tenía. "No me trasmite nada".
Una vez en plató, la cara de Chris mostraba su malestar. Muy afectado aparentemente dijo, "no puedo decir nada". Astry, porm su lado, quiso aclarar el por qué de su reacción al comentario y dijo que pensaba que tenía una doble intención. El venezolano piensa que malinterpretó sus palabras y dice que lo dijo por el tema del baile. Aún así, ella quiso disculparse, "lo siento", y le consula con un beso.