Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una cita con lágrimas y final feliz

La tercera cita entre Luisi y Germán ha sido especialmente emotiva y le ha dado el triunfo a la pretendienta frente a su rival Elena. Luisi ha llevado a su tronista al campo donde le invitó a un delicioso café con leche.
"Es que me gustas mucho Germán".
"Se que eres un hombre que me puede enganchar
Su rival María, apoyada por Linda, le acusó de contradecirse, de decirle a Germán que le gustaba mucho y luego en plató afirmar que no se había mostrado tan cariñosa con el tronista en las primera citas porque primero tenía que conocerlo como amigo.
"Luisi en la primera cita sacó un poco el desparpajo de divertirse, en la segunda más la adrenalina de las afinidades deportivas, de los hobbies que puedes tener, y en ésta, la he visto que ha sacado más su parte intima". Así definió Germán sus tres citas con la madrileña.
Luisi sentía la presión de la fase eliminatoria, y no pudo evitar romper a llorar al pensar en la posibilidad de no volver a ver a Germán. Éste, se mostró comprensivo y le aclaró que no le gusta hacer sufrir a la gente y que: "me has llegado al corazón, te he visto de esta manera y me has llegado al corazón". Tal vez esta fue la clave para que el catalán se decidiera por ella, eliminando así, del programa a Elena.
Tras visionar el vídeo de la cita, Luisi comentó que se vio sincera pero que todavía le faltaba mucho por dar. Además enumeró lo que Germán le aportaba: "Me aporta positividad, veo q es buena gente. Hacía tiempo que no sentía algo especial".
Las críticas no se dejaron esperar en el plató , Luisi recibió bastantes ataques por mostrarse tan sensible en la tercera cita, cuando en plató nunca la habían visto así. Precisamente Bea le recriminó que: " A mí lo que me da rabia es que hayas tenído que verte entre la espada y la pared para enseñarnos a la Luisi sensible, a la Luisi de verdad, a la Luisi cariñosa y cercana que realmente se quiere acercar a Germán y seguir conquistándole".
Raquel tampoco se ha quedado callada y le insinuó usar lágrimas de cocodrilo: "Creo que has mostrado una Luisi que no habíamos visto antes porque era la cita determinante que podía suponer tu expulsión. Has usado esas lágrimas para dar pena a Germán". Luisi se defendió diciendo que ella sólo quería mostrarle a Germán lo que siente. Pero la polémica de estas lágrimas no se quedaba ahí, Oana le decía irónicamente al tronista: "Yo lo que veo en esta cita es que llorar funciona". El tronista contestaba a Oana que la sensación que le dió "es que lloró de verdad". "No me gusta que me digas esto", le respondía Germán ante esta afirmación de la pretendienta, y añadía: "si me dices esto entonces quiere decir que muchas veces a lo mejor estás haciendo teatro tú".
Finalmente, tanto sentimiento, emotividad y lágrimas le han servido a Luisi para quedarse en 'Mujeres y hombres y viceversa' y seguir intentando conquistar a Germán.