Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una cita llena de risas

Llegó el turno de Sven y para su primera cita con Tamara eligió dar un paseo por el parque. La pareja pasó un rato muy agradable ya que el sentido del humor del alemán es impredecible. Bromearon, rieron y sobre todo ambos salieron convencidos de que iban a tener una nueva cita.
en plató me gusta estar más callado, más tranquilo
 
 
 
 
 
 
 
 
Como era de esperar, los últimos acontecimientos surgidos en plató no tardaron en salir en la conversación. Tamara le dijo que en su momento si que le dolió que Javi Barcelona se cambiara de tronista pero, le quiso dejar claro que ella no tenía ningún sentimiento hacia a él y que estaba abierta a encontrar el amor. Siguiendo con el tema, la madrileña también le comentó que no le parecía muy normal que cuando las cámaras estaban grabando salieran a luz todos los trapos sucios y que cuando estaban ellos solos, estuvieran todos de buen rollo.
Haciendo gala de su fluida verborrea, Sven le estuvo contando a la madrileña un montón de anécdotas de su vida, el tiempo que llevaba en España y su afición por la ajedrez. Una afición que Tamara quiso compartir con él sin embargo, el alemán lo dejó claro: "Yo no juego con chicas". Un comentario que no gustó demasiado a la madrileña quien ha demostrado en anteriores ocasiones que se atreve con todo.
Nada más terminar la cita, Sven aseguró que le había parecido una chica muy agradable con quien no le importaría estar en casa viendo una película o charlando, ya que era una persona muy agradable y tranquila. Pero, Tamara no salió tan contenta como el germano porque consideró que no Sven no había intentado indagar mucho en su vida y en lo que a ella le gustaba.
Unas conclusiones que llegaron a plató, dónde Tamara no tuvo ningún reparo en volvérselo a comentar y a preguntarle que si realmente ella le había gustado. "Hable demasiado, me enrollo muchísimo. Lo siento sino te dejé hablar", contestó el alemán a su pregunta además, de asegurarle que sí que le gustaba.
La modelo aseguró que se lo había pasado muy bien, algo que hizo que Sven fuera elegido favorito y contara con el derecho de veto. Un derecho que utilizó en contra de Paco.