Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una cita y dos pretendientas

La final de Rafa Mora está muy cerca, por eso el tronista quiso tener una última cita para despejar dudas. Raquel y Saray estaban deseando protagonizar el encuentro pero sólo una de ellas sería la elegida. El tronista les dio cinco minutos para que lo convencieran y cada una utilizó sus armas. Raquel le recordó que había sido la única que lo había defendido y Saray le tentó asegurándole que tenía algo importante que demostrarle. Al final, Saray fue la elegida pero Raquel no estaba dispuesta a tirar la toalla y no dudó en interrumpir el encuentro.
Rafa Raquel Saray iba a tener una última cita antes de tomar una decisión , pero no la iba a tener con sus dos pretendientas, y debían convencer al tronista en una minicita de cinco minutos para que él eligiera con cuál de ellas quería tener el último encuentro.
 
Saray estaba dispuesta a dejar su timidez y sus nervios a un lado para dejarle claro al valenciano que ella debía ser la elegida para la cita. La pretendienta aseguró que se lo merecía más que Raquel por las lágrimas que había derramado y por el aguante que había tenido. Sin embargo, Raquel no pensaba como su compañera y estaba empeñada en conseguir que el último encuentro del tronista fuera con ella. La valenciana confesó que ella había sido la única que siempre lo había defendido, aún sabiendo que la podía tachar de "Chula y prepotente".
 
El momento de convencer al tronista para que decidiera con quien iba a tener la cita había llegado. y echaron a 'cara o cruz' quien lo intentaría en primer lugar y la suerte eligió a la valenciana. Raquel no perdió ni un segundo y pidió a Rafa que no hablara. La pretendienta le dijo que siempre había sacado la cara por él y había tenido que aguantar los abucheos por hacerlo, cosa que según ella, Saray no había hecho. "He luchado más por ti que ella", aseguró Raquel. Además, le contó que a su compañera siempre la habían tenido en un pedestal y a ella, sin embargo, la habían criticado muchísimo. Raquel Saray
 
Saray también aprovechó al máximo sus cinco minutos y comenzó asegurándole a Rafa que iba a olvidarse de los nervios para poder dejarle claro que ella debía ser la elegida. La malagueña recordó al valenciano que había sufrido mucho por él en situaciones como la entrada de Raquel: "Me podría haber mosqueado y haberme ido, pero aguanté por ti". Saray no dudó en ir a por todas y para ello se valió un poquito del chantaje. "Me la merezco más que Raquel, he estado más tiempo y te tengo que demostrar muchas cosas más y si no me eliges te vas a quedar con las ganas de saberlo", dijo la pretendienta.
 
 
Rafa Raquel Saray se quedó hecho un lío , por eso pidió a sus dos pretendientas que fueran compresivas con su decisión y no se enfadaran. La elección no era fácil, tanto como le gustan y sabía que hiciera lo que hiciera iba a dañar a alguna de las dos, por eso no quiso precipitarse y pidió más tiempo para estar seguro de lo que hacía. Al final la elegida fue Saray, pero Raquel no estaba dispuesta a tirar la toalla y no dudó en interrumpir el encuentro. Como siempre, el programa terminó en lo mejor de la historia, por lo que para saber qué sucedió tendremos que esperar al próximo programa.