Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sin confianza pero con mucha atracción

Rubén quiso que Silvia le enseñara a patinar y salió de la cita con la misión cumplida y algún que otro regalito. Los jóvenes se divirtieron muchísimo y sacaron una buena conclusión. Ninguno de los dos confía en el otro.
 
 
 
 
 
 
 
Ya en plató, Miriam quiso saber si el ranking de Silvia había cambiado y Silvia le aseguró que sí.
 
En este momento,  las posiciones son:
 
 
Los jóvenes estuvieron patinando y bromeando antes de sentarse a conversar. Silvia quiso saber como estaba su pretendiente y este fue muy claro: "Estoy acostumbrado a ganar". Y es que, al gallego no le hizo mucha gracia que Silvia le colocase en el tercer puesto hacía su corazón. Rubén está comenzando a sentir algo especial con Silvia y aunque, no se considera una persona celosa le he estado molestando ver a su tronista con otros chicos.
Metidos en faena, Rubén quiso hacerle una pregunta a Silvia. "¿Confías en mí?", preguntó y se encontró con un "no". Su pasado como pretendiente de Samira le está pasando factura y Silvia no termina de fiarse de sus intenciones en el programa. Además, a la canaria no le había gustado nada que hubiera mirado a Marta cuando ambas estaban luchando por el trono. Eso sí, Silvia le aseguró que le gustaba mucho físicamente y que le gustaba estar con él.
Pero, la cosa no quedó ahí y Silvia le recordó un comentario que había hecho sobre ella cuando todavía era pretendiente de Samira. "Dijisteis que yo estaba muy buena", le comento Silvia. Rubén segurísimo de que esas palabras no habían salido de su boca se lo negó. "Te juro por mi perra que está enterrada que no dije eso", sentenció el futbolista.
Cansados de hablar, los jóvenes volvieron a patinar y ha disfrutar de un buen rato. Los dos salieron de la cita asegurando que habían pasado un buen rato. "Es lo que me gusta de un hombre, que me haga reír", confesó Silvia. Pero eso no fue lo único en que los dos coincidieron. Tanto Silvia como Rubén tienen claro que se quieren seguir conociendo y que no confían el uno en el otro.
Un nuevo ranking de Silvia