Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Me has demostrado que eres una luchadora, tienes un corazón enorme y quiero seguir conociéndote"

Alba no llegó con muy buen pie, pero en su primera cita quiso empezar de cero y olvidar lo sucedido. Los chicos estuvieron hablando y conociéndose algo mejor, y uno de los temas que más preocupaban a la pretendienta era el físico. Alba había sufrido anorexia y, por eso, era algo que la hacía estar bastante sensible. Tras contar su historia, Rafa le dijo a la pretendienta que quería seguir conociéndola, pero quiso dejar claro que lo hacía porque veía algo en la chica que le gustaba, no por pena.
Lo primero que quiso hacer Rafa fue saber porqué había estado Alba tan nerviosa en plató. La chica se justificó diciéndole que las cámaras le daban pánico, pero que tenía tantas de ir a 'Mujeres y Hombres' a conocerlo, que intentó superar ese miedo, aunque al final no pudo. Por eso quiso pedirle perdón para volver a empezar de cero. El tronista también le preguntó si había visto su paso por el programa, y la chica fue sincera: "Últimamente no, pero anteriormente sí lo he seguido". Rafa, de broma, le contestó: "Pues muy mal, me tendrías que haber seguido".
El tema de los celos era uno de los protagonistas en las citas de Rafa, y por supuesto, la pretendienta le dijo que no: "A ver, no soy celosa, pero si me dan motivos o veo cosas que no me gustan, sí". Una de las cosas que más preocupaban a Alba, era el tema de su físico, pero el tronista la cortó y le dijo: "Antes de que digas nada, quiero que sepas que yo nunca quiero hacer a ninguna chica de menos. Prefiero echarme mil enemigos e incluso quedar yo peor, pero no hacerte daño o no hacerle daño a las chicas que vengan, que no decir nada y que luego a las chicas que vengan decirles que no".
El problema era que al valenciano le gustaban las chicas más bajitas que él. Alba medía 1'75 cm y Rafa 1'80 cm, y claro, si la pretendienta se ponía tacones, evidentemente le superaba en altura. Aún así, el tronista, muy sincero, le dijo: "De cara me pareces una chica guapísima, tienes unos ojazos, unos morritos... Eres super guapa, te lo digo en serio". Aunque el recibimiento que le hizo Rafa a Alba no era el que ella esperaba, la pretendienta le aseguró que prefería que fuera sincero a que le mintiera. Al valenciano, Alba le parecía una chica inocente, por eso le pidió que se tranquilizara en plató y le dijo que para ser el primer día, con toda la presión que eso conlleva, lo hizo muy bien, pero le aconsejó que se olvidara de las cámaras para poder disfrutar más de al experiencia.
Tras la cita, Rafa comentó que veía a Alba una chica "Sencilla, humilde y con las ideas muy claras", y añadió: "Conmigo se ha ganado el cielo con el mero hecho de venir a conocerme, sabiendo cual es mi prototipo de chica ideal". Para Alba este primer encuentro le había demostrado que Rafa era "Muy buen chaval". La pretendienta estaba contenta, porque creía que tras la cita Rafa podría darle una oportunidad aunque no fuera su prototipo de chica.
El tema del físico era algo que afectaba a Alba, porque ella había tenido un problema en su pasado que había hecho que lo pasara muy mal. Al principio, la pretendienta no quería contar qué era lo que le había sucedido, pero para no dar lugar a comentarios inciertos, prefirió decirlo: "". Lo cuento porque no tengo que avergonzarme de nada . Yo padecí anorexia durante siete años y ahora estoy de 'puta madre'
Alba comentó que fue una época muy difícil para ella, en la que se pasaba la mayor parte del tiempo en el hospital, ya que llegó a pesar 29 kilos, pero gracias a su familia logró salir adelante. Aunque reconoció que "Ahora físicamente no me gusto, pero intento cuidarme comiendo sano y yendo al gimnasio, pero me acepto tal y como soy". Emma, que quiso felicitar a la chica por haber conseguido recuperarse, le dijo: "Después de una lucha entre la vida y la muerte, no solo tienes que aceptarte, tienes que estar orgullosísima de haberlo conseguido", y le pidió que mandara un mensaje a todas las chicas y chicos que estaban pasando por algo así: "Tienen que afrontar sus miedos, ponerle 'un par', apoyarse en la gente que le quiere y luchar. Si no le pones fuerzas no se puede salir nunca".
Después de escuchar a Alba, Rafa quiso decirle algo: "Te voy a ser muy sincero, está claro que para mí el físico es super importante, pero el interior de una persona también me dice mucho. Tú me has demostrado con esto que eres una luchadora, que tienes un corazón enorme y quiero seguir conociéndote, de momento. Y no lo hago para nada para que ahora me aplaudan, lo hago porque considero que esta oportunidad nos la tenemos que dar".