Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres expulsiones y un regalo repetido para Soraya

Parece que la maldición de amarillo se ha cumplido con Soraya. A pesar, de estrenar nuevo look y estar más bella que de costumbre, Soraya se ha enfrentado a una de sus peores tardes en el programa. Todo ha comenzado con un regalito de Ricardo, ha empezado a tambalearse con unas declaraciones de José Luis y ha terminado con la expulsión de tres de sus pretendientes.
un baño de piropos
"Éste por si acaso se me quema el otro con la plancha
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Pero, los regalos de Ricardo han ido un poquito más allá y ha tenido el atrevimiento de acercarse a Virginia para entregarle un informe de su operación ocular y un chupete para que lo use antes de hablar demasiado. Un gesto, que no ha gustado nada a la gancho del programa quien le ha dicho: "Es un chupete para ponértelo cuando no me agrade lo que dices. Me alegra que me regales esto ya que para bien o para mal piensas en mí".
Tras este momento de tensión, Emma ha querido relajar el ambiente dando paso a un vídeo en el que José Luis explicaba sus sentimientos ante el veto que el resto de sus compañeros le habían puesto para tener citas con Soraya. Un vídeo, en el que el mallorquín indignado ha llegado a afirmar que se iba a llevar por delante a todos los que se interpusieran en su camino hacia el corazón de Soraya. Unas declaraciones que no ha tenido ni tiempo para comentar en plató, ya que Soraya no le ha dado opción. "Indignada estoy yo", ha asegurado la madrileña.
Soraya estaba muy nerviosa y enfadada, y no ha duda en sacar a la luz todo lo sucedido. Según ha contado, el pasado miércoles una de sus amigas salió de marcha a una conocida discoteca de Madrid, en la que coincidió con algunos de los pretendientes de Soraya. Cansada de ver como los hombres hacían sufrir a Soraya, esta amiga hizo como que no conocía a la tronista e intentó sacar información a los chicos. Una información que ha decepcionado a la madrileña, ya que ha escuchado cosas que no esperaba y que han hecho que perdiera toda la confianza en al menos tres de sus pretendientes.
La tronista ha comenzado por Roberto. "Mi amiga te preguntó qué si yo te gustaba, y le dijiste que yo no era tu tipo y que estabas aquí por el dinero". Unas declaraciones de Soraya que han dejado a todos con la boca abierta y ha más de uno temblando al pensar lo que se le venía encima. Roberto, no se ha mantenido callado y no sólo ha confirmado su presencia en la discoteca sino que además, ha dicho que eso no era del todo exacto, ya que en el supuesto caso de que él hubiera dicho algún comentario, ese sería imposible ya que él gana mucho más dinero en su trabajo que en el programa. "Si yo estoy aquí es por algo, para perder el tiempo no estoy. Se pueden decir muchas cosas para despistar a la gente. A mi también me han dicho muchas cosas tuyas y yo no tengo que creérmelo".
Muy nervioso por lo que estaba a punto de explotarle en la cara, Rafa a insistido en hablar: "Dime si está mi nombre porque me rió de ella en la cara". Una frase poco acertada que ha causado un mayor enfado de Soraya quien le ha contestado: "Tú no te vas a reír de nadie porque es mi amiga". Además, la tronista ha comenzado con la parte que le tocaba y ha asegurado que aunque no le habían dicho que él hubiera hecho ningún comentario negativo sobre ella, si que le habían contado que estuvo tonteando e intercambiando teléfonos con un montón de chicas. Incluso, Soraya aseguró que le habían visto dándose el teléfono con una conocida vedette. Una información, que el valenciano ha dado por cierta pero, ante la cual se ha querido excusar diciendo que él es de fuera de Madrid y que necesita contactos para poder encontrar algún trabajo en el mundo de la noche, ya sea de camarero o de cualquier otra cosa. Sin embargo, Soraya ha sido rotunda: "Rafa, no te creo porque he visto unas fotos y no te creo".
Unas fotos que han dejado claro que los chicos si que habían estado, aparentemente, tonteando con una chica en la discoteca ya que eran bastante subiditas de tono. Los chicos por su parte han dicho que las fotos pertenecían a otro día y que eran una fotos bromeando con las chicas. Unas chicas con la que nunca habían tenido nada de nada. "Lo máximo que tiene esa chica conmigo es esa foto" ha llegado a asegurar un Rafa muy alterado.
Las explicaciones y la tensión, no se han quedado sólo en este tema. Todavía estaba por salir otro nombre a relucir. Y es que Soraya, a pesar de haberse convertido en uno de sus preferidos, no ha dudado en sacar a la luz que José Luis también estaba en esa fiesta y que también mostró una actitud que no le había gustado nada. Según la versión de la amiga de Soraya, el mallorquín le había dicho que él había sido strepper y que estaba dispuesto a bailar sólo para ella. Muy decepcionada, la madrileña ha visto como José Luis le aseguraba que él nunca había sido strepper y que no recordaba nada de lo que le estaba contando, por lo que en el supuesto caso de que eso hubiera sido verdad, él no le había dado ninguna importancia, hubiera sido un simple comentario.
Con todo el dolor de su corazón, tras haber sido engañada una vez más, Soraya no ha querido seguir escuchando las explicaciones de sus pretendientes y ha decidido expulsar a los tres de la carrera por su corazón. José Luis y Roberto, se han acercado a despedirse de ella mientras que Rafa muy enfadado ha abandonado el plató repitiendo una y otra vez: "Te has equivocado conmigo".