Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Me falta una chica que me trasmita algo fuerte"

La primera cita entre Oliver y Estíbaliz fue muy correcta. Pudieron hablar y se cayeron bien. El tronista quería que Estíbaliz le sorprendiera y le demostrara que tiene las cosas claras. Aunque descubrió que la pretendienta tenía bastante carácter, eso no fue suficiente para Oliver. Una cita bastó para que el campeón de Taekwondo se diera cuenta de que Estíblaiz no era su media naranja, así que tras el encuentro, decidió expulsarla.
Oliver estaba un poco cansado de la actitud de sus pretendientas. Se quejaba de su pasividad  y de la falta de interés que muestran por él. El tronista quería que Estíbaliz le sorprendiera en su primera cita y que le demostrara que tiene carácter. Ella tenía la intención de darle a Oliver lo que estaba buscando. "Conmigo va a tener más acción, le voy a gustar más", proclamaba antes de su cita. 
Oliver aprovechó el encuentro para sonsacar a su pretendienta qué defectos veía en él: "Eres demasiado correcto en todo. Las chicas salen contentas de la cita y luego se llevan el chasco", comentó. Oliver se escudó en que le gusta que sus chicas estén cómodas: "Intento ser correcto para que todos disfrutemos de la experiencia de estar en el programa".
Estíbaliz tuvo un bonito detalle con Oliver en la cita. Cuando la conoció, le comentó que le gustaba cómo olía y ella aprovechó su primer encuentro para regalarle un pañuelo empapado en su perfume. Al tronista le gustó mucho la idea de Estíbaliz.
La pretendienta le preguntó qué era lo que faltaba entre sus pretendientas y Oliver no dudó al contestar: "Me falta que alguien me transmita algo fuerte, eso no lo puedo crear yo, tiene que surgir y aún no ha surgido química con ninguna"
Los dos salieron contentos de la cita. A Oliver le dio muy buenas vibraciones Estíbaliz: "Me gusta su carácter, es muy lanzada y tiene las cosas claras". A ella también le gustó mucho el encuentro, pero en plató se perdió la magia entre la pareja.
Nada más ver la cita, Oliver volvió a hacer gala de su sinceridad. Comentó que desde que Estíbaliz entró en plató, nunca había intercambiado miradas con ella. La pretendienta intentó que Oliver cambiara de opinión, pero él lo tenía claro. En ella tampoco iba a encontrar a su media naranja