Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Ya no eres mi favorito"

Uno de los peores momentos que Silvia Sicilia ha pasado fue cuando su nuevo favorito, Rubén, abandonó el programa. Maikel, compañero y 'hermano' del gallego, no pudo pasar desapercibido en ese momento e intervino para convencerle de que se quedara. Esta defensa contínua ha creado un malestar en la canaria que no ha podido esconder en este octavo encuentro entre ella y Maikel.
Pese a la caliente y juguetona cita previa que tuvieron los dos, esta última ha sido muy tensa. El pretendiente ha llegado al encuentro con una sonrisa en la cara y con un regalo para Silvia. "Siempre dices que soy tu favorito pero que nunca pienso en ti". Sin embargo, la canaria ha cortado tajantemente: "No, ya no eres mi favorito. Ahora lo es Rubén". La tronista ha confesado que se fue a Canarias y que allí tuvo tiempo de reflexionar, y llegó a la conclusión de que echaba mucho más de menos a Rubén que al madrileño. A Maikel le ha cogido tan de sorpresa que no sabía dónde meterse.
El pretendiente se ha defendido y ha afirmado que Silvia se ofendió por lo que ocurrió porque no entendió su postura. Sin embargo, la canaria lo entendió perfectamente: "¿Tú postura fue defender antes a tu amigo que a tu tronista?". Para Maikel, este enfado responde a un ataque de celos de ella, y ha confesado que lo que más odia son los celos. Silvia ha reconocido ser un poco celosa, y eso supone una incompatibilidad para el pretendiente. "Entonces no haríamos buena pareja", ha dicho el madrileño.
Maikel, una vez que ha visto que ya no está en primera posición, ha abandonado la cita. Fuera de cámaras, aunque con micrófonos, el pretendiente ha coincidido con Rubén y, fruto del enfado, a dedicado una serie de improperios a la tronista. Pero Silvia no podía dejar pasar la ocasión y ha salido detrás de él para intentar aclararlo. Sin embargo, el 'daño' ya estaba hecho y no ha conseguido hacer cambiar de opinión al pretendiente. "Me acusas de ser celosa, y tú te vas porque Rubén te ha adelantado. ¿Esos no son celos también?", ha sentenciado la tronista.
Pero a Silvia aún le quedaban cosas por decir y ha terminado por acusar al pretendiente de querer ser siempre el centro de atención, además de haber montado ese número por una tontería y para ser el protagonista.