Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un final inesperado

Verónica se encuentra en la fase de compromiso. Ha pasado por difíciles pruebas hasta llegar a este punto; eliminar chicos que no conocía, candidatos como Frank Anthony con quien tenía mucha afinidad y, sobre todo, seleccionar entre los diez aspirantes a sólo cuatro chicos que puedan convertirse en su pareja. Y ahora el desenlace se precipita.
Con cada cita su objetivo se define un poco más y, aunque desde el principio haya mostrado sus preferencias por David Morales y David Echevarría, es ahora cuando parece más convencida. Los últimos encuentros con estos candidatos fueron muy especiales y permitieron a la tronista abrirse un poco más. Sin embargo, las cosas se complican para ella, que tendrá que escuchar de labios de sus candidatos predilectos confesiones muy amargas.
La cara de David Echevarría durante el programa anterior auguraba problemas. La urgencia del joven por hablar con su tronista hacía intuir que la conversación entre ambos no tendría unos resultados positivos. Algo que ya sospechaba Verónica pero que, al no conocer la gravedad de la situación, había acogido con una frase esperanzada “todo lo que me tenga que decir será bienvenido”
Es difícil que Verónica estuviera preparada para escuchar las confesiones que su pretendiente tenía que hacer. Durante su “mini encuentro” David Echevarría se sincera con la tronista, “Me he esforzado por enamorarte pero…no puedo, es que sigo enamorado de mi ex mujer”
Las sorpresas no habían hecho más que empezar para Verónica. En su cita con David Morales tendrá que enfrentarse a una nueva decepción. El candidato, que ya había mencionado en el plató que no sentía celos por la tronista porque quizá estuviera menos enamorado de ella que David Echevarría, confirmó sus palabras al reconocer que ha conocido a otra persona fuera del programa.
El golpe ha sido muy duro para Verónica que sólo ha podido afirmar que “es como si se me hubiera caído la venda de los ojos y ahora sé con lo que estoy jugando”