Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Es mi final y no voy a permitir que nadie me la joda"

La última cita con Toño, antes de la decisión final de Jenni, fue un completo desastre. La tronista terminó llorando desconsolada y muy dolida por el comportamiento del pretendiente, del que esperaba mucho más. Por eso no lo dudó y volvió con la intención de dejarle claro todo lo que pensaba sobre él, pero también con la intención de que Toño le diera lo que ella necesitaba. El resultado: ni una cosa ni la otra...
Jenni volvió a la habitación de Toño para solucionar lo sucedido "Voy a intentar hacer como si no hubiera sucedido nada en la cita" en la que debía ser su última cita antes de la decisión final. La tronista había salido muy mal del encuentro y quiso repetirlo como si el anterior no hubiera sucedido: . Las únicas palabras que le salieron al pretendiente al escuchar a Jenni fueron: "Vale, ya de antemano te pido perdón". Para la tronista esto no fue suficiente, ya que ni siquiera la invitó a pasar a la habitación, por eso, muy seria le dijo que ya había tomado una decisión y se marchó.
Jenni le canta las cuarenta a Toño
La catalana se había ido, pero a mitad de camino, se lo pensó mejor y decidió volver para decirle a Toño todo lo que le había molestado de él y quedarse más a gusto que un arbusto: "¡Qué coño! No me voy a callar, voy a decirle todo lo que pienso".
Sin dejarle hablar, Jenni comenzó su discurso: "Es mi final y no voy a permitir que nadie me la joda y ahora voy a hablar contigo porque me apetece decirte todo lo que pienso, ¿vale?", pero eso no fue todo, la tronista continuó: "Sinceramente, me has demostrado que no te importo ni una mierda porque si no hoy no te comportas como te has comportado conmigo. Sabiendo que me he ido llorando y que me he ido mal, hubieras ido detrás mío. A una persona a la que le tienes un mínino aprecio no le haces lo que me has hecho a mí hoy, que era mi final, jodérmela".
Toño se justificó dienciendole que él no se la había jodido y que si no había ido a pedirle perdón era porque no sabía cual era su habitación. Además le aseguró, que por el nerviosismo o por lo que fuera, ella no estaba como siempre, pero reconoció que podría haber rectificado. La tronista le confesó que le parecía fatal como se había comportado con ella y él le contestó: "No me he comportado de ninguna manera, solo he actuado depedendiendo de como te he visto a ti", y añadió: "¿Te parece normal que, porque sí, me sueltes que estoy más pendiente de otras chicas que de ti? Si tú te piensas que estoy más pendiente de otra tía que de ti, ¿para qué me tienes aquí?".
Estas palabras dejaron a Jenni, según dijo ella misma, flipando. Pero Toño le recriminó que había llamado a su puerta con la única intención de decirle todo lo malo que había sido, ella no se lo pensó y le contestó rotunda: "Hombre, es mi último día, voy a llegar el próximo día a plató, ¿y qué? Me van a decir: la cita de Jenni y Toño, y voy a decir: 'Pues menuda mierda de cita'. Cuando yo esperaba tener una cita bonita, cuando te he pedido perdón, ¿pero dónde voy pidiéndote perdón?", y continuó: "Estoy como una subnormal intentando sacar una explicación con el fin de entrar en razón".
Pero , sino que se limitó a soltarle: "A lo mejor mi cabeza no da para más". Sin mucho más, y antes de que la tronista se marchara, el pretendiente le dijo que era algo que ella tenía en su mano y que tenía que ser ella quien tomara una decisión, aunque cierto es que el chico se lo estaba dejando fácil... Toño no conseguía decirle lo que ella quería escuchar
Ya en plató, Jenni seguía opinando lo mismo, tenía unas expectativas sobre Toño que éste no cumplió, pero evidentemente si era uno de los finalistas era por algo, y es que después de todo a la tronista el chico le importaba muchísimo. Con todas las dudas, quien mejor para opinar que la madre del pretendiente, quien aunque halagó a su hijo, terminó afirmando que creía que lo mejor era que Jenni no lo eligiera a él.