Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El "gallinero" de Germán

Las pretendientas de Germán han caldeado hoy especialmente el ambiente, y es que el programa ha estado cargado de tensión y varios enfrentamientos entre las chicas del tronista. Los comentarios que vinieron tras las citas, acabaron desembocando en un conflicto verbal a gran escala.
Miriam
Nikka
desde luego 25 minutos dan para mucho si lo que haces en el minuto uno es dar un pico
 
 
Las pullas por parte de una y de otra se prosiguieron lanzando, y otras chicas intervinieron hablando acerca de la promiscuidad de Nikka, que se atrevió a besar a Germán en una de sus citas. Una de ellas fue Oana, que dijo, con un tinte de celos que tenía "curiosidad de ver la próxima cita de Nikka, porque como no se lo coma a besos...". Nikka quiso defenderse invitando a las demás a que hagan lo mismo que ella, y le besen.
Tras tanto roce, Nikka tiró la piedra, y quiso decir que "mejor no hablo, porque sino se va a formar aquí un fogón", y escondió la mano, ya que "quiero que Germán se de cuenta por su propia cuenta, prefiero esperar a más adelante". Una enfuscada Linda quiso mostrar su indignación diciendo que no todas tienen que ser igual que Nikka, y además añadió que "uno no puede ir por la vida lanzando acusaciones y después no teniendo los pantalones para decir quienes son".
Nikka insistió diciendo que sabe cosas, que "no las quiero decir porque Germán tiene el derecho de ir conociendo a las personas, y él sabrá con quien se queda. Yo no le quiero decir nada, si más adelante me perjudica alguien en específico, ahí lo diré", guardándose así esos "secretos", para utilizarlos como posible arma en un futuro. La indignación quedaba patente en el ambiente, y fue Elena la encargada de contestar a Nikka, "no me parece bien que tiremos la piedra y escondamos la mano, porque entonces te puedes sin querer acusar a ti, y seas tú luego la que tengas algo que ocultar". Nikka seguía en sus trece, y se excusó diciendo que "aquí no estamos para hacer amigas, porque sois mi competencia. Vengo aquí a conquistar a Germán, lógicamente no voy a hablar bien de ti". Mª Carmen quiso echar un capote a Elena y al resto de compañeras, mostrándose de acuerdo con ella, y añadiendo "a lo mejor tú has oído cosas, y nosotras también".
El grupo de pretendientas se convirtió en "gallinero", como afirmaba María. Y una nueva trifulca surgió tras una intervención de Sabrina. Sabrina sólo definió a María como "alta y modelo", ambas cosas ciertas, cosa que María se tomó a mal, aunque luego quiso disculparse diciendo que "yo reconozco que estoy con la regla, y estoy un poquito...".