Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El helado más caliente de 'Mujeres y hombres'

Silvia llegó a su nueva cita con Rubén malita y con miedo a la posterior reacción de su preferido, Maikel. Pero, un beso a través del cristal, un heladito y las caricias del gallego han conseguido que Silvia saliera de la cita más contenta que nunca, sin fiebre y sin acordarse de los celos de Maikel. Eso sí, en plató se ha dado cuenta de que al terminar la cita pensó en su preferido.

Silvia acababa de protagonizar una gran bronca en plató con Maikel y encima estaba atravesando un proceso gripal, por lo que no tenía cuerpo para mucha fiesta. Pero, no sabemos lo que tiene Rubén que la vuelve loca. El gallego quiso compartir con ella un momento dulce y la llevó a una heladería. Está seguro de que aunque Maikel sea su preferido el tiene muchas posibilidades de conquistar a Silvia y comenzó su cita jugando a darle un beso tras el escaparate de la heladería.

Una vez más, pasó lo que en todas sus citas. Jugaron, tontearon, se sobaron, besaron en el cuello, untaron de helado, provocaron con las miradas... Y hablaron, muy pero que muy poco. Entre ambos existe una química especial que les hace pasar unos ratos estupendos y tener atracción el uno con el otro.

Rubén salió de la cita muy contento y eso sí, con la sensación de que no habían tenido una conversación profunda pero que seguían avanzando en su relación. Silvia también salió muy emocionada y con ganas de repetir aunque, no pudo evitar pensar en Maikel un segundo.

De vuelta en plató, Silvia estaba muy preocupada por la reacción de Maikel ante el nuevo tonteto y toqueteo que había tenido con Rubén y se encontró con un pretendiente muy calmado que no le reprochó su comportamiento y con una grada llena de ex tronistas que tenían claro que iba a salir con Maikel de la mano ya que, cuanto más caña le daba más le gustaba. Ganchos y ex tronistas parecían estar de acuerdo en que con Rubén, Silvia no llegaría demasiado lejos.

Carlos, quiso decir algo y aseguró que aunque él y los dos nuevos pretendientes parecían estatuas en el plató, Silvia quería conocer a más chicos y eso le daba esperanzas para poderla conquistar.  Además, Juan aseguró que no le había gustado que Silvia pidiera a Maikel en su cita un encuentro de 24 horas. El chico lleva poco tiempo en plató y está un poco cortado y más cuando su compañero de piso, Oliver y David Morales le intentaron provocar para que perdiera su timidez.

Entre este pique de atrevimiento, Silvia aseguró que tenía una confidencia sobre Juan justo cuando el programa llegó a su fin.