Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La historia de tres mujeres emociona a Emma

Emma García estaba muy emocionada por ver como 'Mujeres y Hombres y Viceversa' conseguía que personas que lo estaban pasando mal, consiguieran olvidar sus problemas viendo el programa. Tres mujeres han ido al plató a contar su historia y explicar lo importante que ha sido el programa en sus vidas para lograr superar un accidente de moto.
Emma estaba especialmente contenta durante el programa, y aseguraba que el motivo era ver cómo 'Mujeres y Hombres y Viceversa' es capaz de hacer feliz a mucha gente. Hace un tiempo, la presentadora recibió una carta de unas personas donde comentaban que siempre que veían el programa conseguían olvidar todos sus problemas y seguir hacia delante. Emma reconocía estar emocionada por ver cómo un programa que se crea para entretener logra también que uno se distraiga y supere sus problemas.
Las autoras de esa carta han querido ir al plató para explicar su historia. Mari Ángeles explicaba que su hermana Susana sufrió un accidente de moto bastante grave donde perdió a su pareja. Desde entonces, toda la familia lo pasó muy mal con las operaciones y, durante todo ese tiempo que ella estuvo viviendo en su casa, lo único que les animaba era ver el programa.
Susana sufrió problemas psicológicos tras lo sucedido y se ilusionaba pensando que ella pudiera volver a encontrar el amor como ocurría en el programa. Se comparaba con las pretendientas y pensaba que si ellas se enamoraban, por qué ella no podría volver a hacerlo.
Por su parte, Fina, prima de las dos anteriores, relataba cómo cerró su restaurante por un día y fue en persona a entregar la carta a la recepción de Telecinco, para cerciorarse de que fuera a llegar a su destinataria. Sin embargo, le resultó imposible convencer al departamento de seguridad para que le dejaran entregarla y, después de cuatro horas intentándolo, se fue a la Posada de las Ánimas, discoteca que frecuentan los pretendientes y ganchos, en busca de Tamara. Al día siguiente volvió a intentarlo en Telecinco, y consiguió que un chico le diera su palabra de que iba a hacer llegar la carta a Emma.
La ilusión y las ganas que tenían por ir al programa eran tantas, que las tres mujeres han rechazado el ofrecimiento, por parte del equipo de producción, de pagarles el viaje y el alojamiento. Ellas aseguraban que nada podía pagar la fuerza que les daban cada vez que veían 'Mujeres y Hombres'.