Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con siete u ocho mujeres en la cama

Silvia se fijó en Ricard desde que luchaba por conseguir el trono de 'Mujeres y hombres y viceversa'. Él lo sabe y es consciente de que tiene puntos ganados que le otorgan cierta ventaja frente al resto de pretendientes pero no por ello se relaja. Ricard preparón un primer encuentro bajo la luna con pétalos de rosa, unas tumbonas y copas de vino.
Lo primero, el brindis por el trono de y, después, aclarar por qué Ricard le rechazó cuando aún era pretendiente de Samira. La tronista cree que las miradas entre ellos fluyeron desde que puso un pie en plató pero Ricard, aunque se sentía más atraído por Silvia que por Samira,decidió abandonar. Silvia
Silvia consiguió por fin su objetivo teniendo a Ricard entre las filas de sus pretendientes. El feeling está ahí, la complicidad también, ahora falta conocerse. Asegura haber tenido sólo una novia y no ser infiel, pero las preguntas difíciles llegaron cuando la tronista quería saber si es "promiscuo". Él no sabía muy bien a qué se refería y Silvia le sacó de dudas rápidamente: "Que si la clavas bien por todos lados".
Ante estas palabras Ricard no podía evitar sonrojarse, hasta unas gotitas de transpiración recorrían su frente. El pretendiente aseguraba no querer mentir, se definía como un chico abierto y explicaba: "He estado en la cama con 7 ó 8 chicas", unas palabras que sorprendieron a Silvia: "¿¡Todas a la vez!?". Ricard reía por la reacción de su tronista pero aclaró: "No, sería un campeón, una cosa es que me enrolle, pero para meterme en la cama con alguien tengo que sentir algo". La aclaración tranquilizó a Silvia que decidió continuar con la conversación por el terreno de la ironía: "¿Vas a llegar virgen al matrimonio?"; "No, tú tampoco llegarás virgen ¿No?", preguntaba con sorna.
Sin duda, fue un encuentro sin tensión pero con la atracción flotando en cada uno de los rincones de la estancia. Silvia salía encantada, le gusta que le hagan reír y Ricard lo consigue, además, valora que "solo se ha acostado con 7 chicas, según él, le doy un voto de confianza".