Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los nervios se apoderan de las finalistas de Rafa

Telecinco.es ha querido compartir con las pretendientas de Rafa Mora los momentos previos a la final. Las pretendientas se muestras nerviosas y no tienen ni idea de lo que les depara su último día en 'Mujeres y hombre y viceversa'. No saben lo que pasará en el plató al igual que desconocen cual será la decisión final de Rafa.
Las impresiones de Saray
Telecinco.es : ¿Cómo te encuentras?
Saray: Bien, un poquillo nerviosa pero no mucho; me lo he tomado con calma porque ya es el último día; que pase lo que tenga que pasar.
Telecinco.es : ¿Qué esperas que pase en la final?
Saray: Espero y quiero que me elija a mi, pero sino le deseo lo mejor a Rafa, elija a quien elija hará una buena elección.
Las impresiones de Raquel
Telecinco.es : ¿Cómo te encuentras?
Raquel: Bien, un poco nerviosa pero bien
Telecinco.es : ¿Qué esperas que pase en la final?
Raquel: Quiero pensar que seré yo la elegida, hay que ser egoísta en estos momentos; pero si elige a Saray le desea lo mejor a los dos.
Telecinco.es : ¿Qué sorpresas crees que os tiene preparadas el programa?
Raquel: No se por donde va a salir. Venimos vestidas de blanco, un royo de boda ibicenca pero no tengo ni idea las sorpresas ni de nada.
Telecinco.es : ¿Si fueras la elegida, cómo piensas que puede ser tu relación con Rafa fuera?
Raquel: Espero que sea una relación buena, va a durar, no me tomo esto a broma, una relación larga, que dure lo que tenga que durar pero que no dure sólo 15 días
Telecinco.es : ¿Si resultaras la elegida qué es lo primero que te gustaría hacer con Rafa?
Raquel: Lo primero que quiero hacer es ir a cenar con él, sin cámara y tranquilamente. Lo segundo es irnos de viaje, para poder estar solos y poder disfrutar el uno del otro.