Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La palabra exacta es... MAGIA

La relación de Carlos y Marta empezó en el momento en que sus miradas se cruzaron. El hecho de que él decidiera abandonar el programa después de la salida de Astry hizo reaccionar a Marta y pidió que volviera. Ahora en su cita han comprobado que lo que hay entre los dos es pura magia.
 
 
 
 
 
 
 
Carlos ha querido sacarla de dudas y ha confesado "entre con Astrry pero en el momento en que entraste, me hubiese levantado y me hubiese ido". No sabemos lo que pensará de esto la cubana pero a la nueva tronista le ha venido de perlas. Ella le ha confesado que también se sentía atraída por él y se imaginaba a Carlos sentado al lado de sus pretendientes.
Marta se interesa por cómo ha sucedido todo "¿te ha costado irte?" , y Carlos muy atento le ha dicho "si no hubiese tenido una atracción hacia ti, no me hubiese costado nada". Los dos se han demostrado que lo suyo no era una broma sino que su química era algo especial. Marta le confiesa que le llamó la atención su sencillez y se muestra muy inquieta ante él, "estoy más nerviosa que otras citas". Carlos también lo está y le ha dicho "se contagia".
Parece que esta cita ha servido para confirmar lo que todos notaban. Carlos le ha comentado "merece la pena quedarse". Y Marta le ha confesado "no me arrepiento de haberte pedido", aunque le ha dicho "y no pensaba hacerlo". Por suerte cambió de idea a tiempo.
Un Carlos muy sonriente ha dicho "ahora estoy como un quiceañero". Y esa dulzura hace que a Marta le tiemblen las piernas, "me impone mucho este chico".
Los dos han vuelto a hablar sobre lo del cambio de bando. Carlos haciendo gala de su timidez ha dicho "me hubiese ido, pero amargado". Marta en cambio tenía muy claro lo que quería, "mi subconsciente quería tener una cita con él". Y lo mejor de todo es que los dos y por separado, han coincidido en que lo que hay entre ellos es "magia".
 
Una vez en plató, Ana tan impulsiva como siempre ha dicho "Marta y Carlos os veo perfectamente compenetrados". Piensa del pretendiente que es todo "un señor" y cree que podrían ser la pareja perfecta.
 
DespuésÁlvaro ha intervenido para decir que no cree que sea todo tan bonito como lo pintan., "han tenido una conversación de lo más normal". Pero Emma ha estado rápida y le ha dicho "no era la conversación, era lo que trasmitía esos gestos corporales".
 
Miriam ha sido muy clara "yo soy fan de Carlos". Confiesa que cada vez le gusta más. Mientras, Pipi considera que hizo bien en su momento al ayudar a Marta ha decidirse, pero no tiene tan claro que puedan congeniar lo que sí cree es que "Carlos sería un pedazo de tronista". Pero parece que el chico no está por la labor.
 
Al final el pretendiente ha querido ser él mismo el que comentara la cita, "había que estar en ese lugar y en ese momento para saber lo que se sentía". Y Marta comparte la misma opinión. Se atreve a decir que él junto con Eric son los favoritos, momento que aprovecha el valenciano para pedirle una cita de 24 horas. Entonces Álvaro se ha venido arriba y le ha dicho "yo necesito la de 48 horas". Veremos a ver si han convencido a la tronista y se las concede.