Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Si realmente sintiera algo por mí habría luchado y no se hubiera besado con Arantxa"

Un antiguo amor de Sherezade ha reaparecido en su vida, él va a volver a España y ella necesita verle para saber si su historia ha acabado o debe continuar. Ella no había tomado una decisión pero el beso que más tarde le daba Raúl a Arantxa, otra pretendienta, ha terminado de inclinar la balanza: "Le doy las gracias, si no sabía qué elegir, él ha decantado la balaza y me voy a marchar".
El programa comenzaba con Sherezade ausente en plató. La pretendienta no quería ocupar su silla y observaba lo que sucedía en el programa desde una sala alejada y con lágrimas en los ojos. Pasaron los minutos y, por fin, descubrimos la razón de la ausencia de la pretendienta viendo la cita que habían tenido.
Raúl esperaba a su pretendienta con las manos al piano pero ella llegó llorando Sherezade . Tras un largo silencio, confesó que el problema era 'alguien', una persona con la que tuvo una relación en México pero que se acabó por la distancia y el tiempo. Sin embargo, este antiguo amor ha reaparecido: "Me ha llamado, todo el dinero que tenía para el viaje de sus sueños se lo ha gastado para venir a por mí porque me ha visto en televisión, no me quiere perder", explicaba la chica.
Sherezade quería que Raúl comprendiese sus dudas, decía que era consciente de que hiciera lo que hiciera "sé que me voy a equivocar, creo que si me voy me voy a arrepentir pero necesito verle a él saber si se ha acabado o tiene que seguir". Raúl no daba crédito a las palabras de su pretendienta, "es un palo", y reconocía que a lo largo de los últimos días había empezado a pensar en ella como favorita, "he pensado en ti". Sin embargo, también le decía que se trataba de una decisión personal: "Voy a seguir adelante pero si decides marcharte no voy a estar esperando", y le deseaba lo mejor "Quiero que seas muy feliz, te lo mereces".
Pero, ¿Por qué Sherezade no quería estar en plató? Pasó algo más. Sherezade contaba desde la sala vip que Raúl se despidió de ella con mucha frialdad, "Esperaba que apareciera detrás de mí y me pdiera que no me fuera, yo habría salido detrás de él corriendo, le hubiera besado y le habría dicho que no se marchara". Además, poco después supo que Raúl había besado a Arantxa, lo que ha terminado de inclinar su balanza: "Le doy las gracias, si no sabía qué elegir, él ha decantado la balaza y me voy a marchar". Raúl se defendía, "Una vez te fuiste y me fui a buscarte pero creo que esto solo lo puedes solucionar tú".
El tronista asegura que Sherezade es una de sus favoritas, pero no se muestra dispuesto a esperar a que el otro chico llegue y ella tome una decisión: "En un mes me puedo volver loco por ti ¿Y luego qué hago?", pero Shrezade tenía la respuesta preparada: "Si realmente te importo no te comes la boca en la siguiente cita con Arantxa, no has perdido el tiempo ni un segundo. Si de mi cita sales afectado no te besas con otra".
Raúl quería dejar claro que el beso con Arantxa no se produjo por despecho, "no me arrepiento, pasó y estuvo muy bien". Pero para Sherezade sigue siendo un detonante: "No tengo nada más que decir, esto me ayuda a marcharme, si quieres decir con un poco de rencor, me facilita las cosas. Si realmente hubiera sentido algo por mí habría reaccionado, hubiera luchado y no se hubiera besado con Arantxa". Raúl replicaba: "Es súper injusto, eres la única que te me he ido a buscar, dije que no iba a besar a nadie y nos besamos... Te he demostrado mis sentimientos y cómo íbamos avanzado... Pero en esa guerra no puedo entrar, no me juzgues por querer seguir mi camino". Y Sherezade no dijo nada más.