Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Silvia necesita un tiempo que Yera no le quiere dar

A Yera le ha molestado muchísimo que Silvia volviera a entrar en el plató por la puerta de atrás, que rechazara tener una cita con él y que además, hubiera informado al programa de una confidencia falsa sobre él pero, ha intentado entender su postura y darle una oportunidad. Sin embargo, cuando Silvia le ha dicho que necesitaba tiempo, le ha dejado claro que no iba a tropezar dos veces con la misma piedra y le ha dicho adiós.

Silvia ha vuelto a entrar en plató y cuando Yera le ha escuchado decir que venía un poquito de bajón le da ha dado un zasca de los buenos: “¿Has vuelto a quedar con tu es?”. Superado la tensión inicial, Silvia ha intentado explicarle a su tronista que no sabía que hacer porque sentía mucho por él y sabía que cada vez que viera cosas en plató que no le gustaban se iba a enfadar y no sabía si merecía la pena estar todo el rato mal.
Yera estaba molesto por la actitud de Silvia y le ha dicho que tenía que ser ella la que se aclarara su estado de ánimo porque él estaba cansado. Silvia le ha pedido a Yera unos días para aclararse, él se ha quedado perplejo y le ha dejado claro que él ya había dado tiempo a Anais y que no estaba dispuesto a que le volvieran a dar el palo dos veces. Sin embargo, Emma García ha querido que María José nos contara que más había pasado.
Yera no parecía dispuesto a darle a Silvia el tiempo que le estaba pidiendo porque ya lo había hecho en otras ocasiones y le había salido mal. Antes de que el tronista dijera su última palabra, Emma García ha querido contar que Silvia había llamado al programa para decirles que había visto unas conversaciones de Instagram en las que supuestamente Yera hablaba con una chica y le daba su número de teléfono. María José, más guapa que nunca, ha aclarado que la dirección había hablado con Yera y que habían comprobado que se trataba de una confidencia falsa, pero Yera tenía la sensación de que Silvia había levantado el rumor para poner a todas las chicas en su contra. Silvia ha aclarado que no era así, pero su relación ya no iba a ningún sitio. Los jóvenes se han despedido y han cerrado la puerta a lo que podría haber sido una bonita historia de amor.
Ver más de: