Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

telecinco.es también comió con Efrén

Los nervios ya se han convertido en los protagonistas del día y después de tantas emociones seguidas, decidimos dejar a Efrén un ratito a solas para que pudiera despedirse de todo el mundo y descansara antes de entrar en plató. Y para ser sinceras para que nosotras también pudiéramos comer algo porque el chocolate con churros ya había desaparecido de nuestros estómagos.
'off the record',
 
 
 
 
La verdad, es que la comida no duró demasiado porque la hora de entrar a plató estaba cada vez más cerca y todavía faltaban muchos detalles por cerrar pero que, los cotilleos y anécdotas con las azafatas no dieron tiempo a los silencios.
Sandra y yo estábamos con algunas de nuestras compañeras de redacción, o sea que no sólo nos eligió a nosotras para compartir este momento del día, sino que podríamos decir que telecinco.es casi al completo comió con él. Efrén llegó acompañado de su inseparable azafata, Sandra, una niña encantadora que le acompaña en todo momento por los pasillos de la cadena y con un par de compañeras de ésta. Bueno, bueno, ya sabemos que estáis deseando saber qué y cómo comió Efrén así que no me enrollo más con los detalles.  
Al ser un día especial Efrén decidió tirar la casa por la ventana y comer un poco más de lo habitual pero, en ningún momento cometer excesos por lo que dejó de lado las patatas a la importancia y el volaverunt de marisco para centrarse en el plató wellness. Un plato bajo en calorías que es habitual entre los comensales que quieren cuidar su línea y que estaba compuesto por pescado a la plancha, un poquito de ensalada y un pelín de pasta sin salsa. Un plato muy sano que acompañó con una pizza de verduras recién sacada del horno, un yogur y una botellita de agua.
Una suculenta bandeja que nos invitó a probar y que dejó prácticamente vacía. Todo a punta a que los nervios le hacen comer un poquito más de la cuenta. Durante la comida no paró de saludar y hablar con todos los compañeros de Telecinco que se acercaban a él para preguntarle: ¿Virginia o Soraya? Y demostrarle todo su cariño y la expectación que ha levantado su historia de amor en todas las redacciones.