Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El torero está enamorado

Blanca se ha enfrentado a una mañana variada. Se ha puesto contenta porque Kike ha vuelto a ocupar su silla de pretendiente y le ha demostrado sus sentimientos, al mismo tiempo que se ha recibido una noticia que no le ha gustado demasiado. Javi tiene el corazón ocupado.
 
 
 
 
 
 
 
 
Después de varios días esperando recibir noticias del torero, Blanca no aguantó más y le pidió a Emma noticias. Unas noticias que llegaron de la mano de Maribel. Y es que, parece que a pesar, de todo lo sucedido el matador se ha sentido muy halagado por la propuesta de la extremeña pero... "Tiene el corazón ocupado en estos momentos".
Una noticia que dejó un poco tristona a la tronista quien llegó a asegurar que cuando Javi se sentó en el trono ella llegó a replantearse la posibilidad de volver al programa para intentar conquistarle. "Es un hombre muy elegante y mi pasión desde niña es el mundo del toro", llegó a afirmar Blanca.  
Kike: "Si he llorado por Blanca es porque siento cosas que hace mucho que no sentía"
Tras lo sucedido en el anterior programa, Kike no ha querido entrar en el plató hasta que Blanca no ha salido a buscarle. El pretendiente le ha asegurado que está un poquito triste por todo lo que pasó en el anterior programa pero que estaba dispuesto a seguir luchando. "Escucha a tu corazón igual que yo estoy escuchando al mío, si hay un poquito de feeling pues genial, y sino me lo dices y ya está", le dijo el modelo antes de que los dos se abrazaran.
Según el chico, lo que más le dolió de todo lo sucedido fue que Blanca no le creyera ya que él estaba comenzado a sentir algo importante por ella. "Sólo he llorado por mi antigua novia y por Blanca", aseguró Kike. Después de ser halagado por los asesores del amor y por Emma, el pretendiente quiso poner punto y final a todo el tema y le pidió a Blanca que bailara un poquito con él.