Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las tronistas no están dispuesta a llevarse mal cuando sus pretendientes tienen buen rollo

Silvia y Maite entraron en plató mucho más relajadas y con algo que contar. Las tronistas no estaban dispuestas a llevarse mal entre ellas cuando sus pretendientes montaban la gresca en plató y luego comían juntos y se daban abrazos en el comedor de la cadena. Una cuestión que quisieron dejar clara antes de continuar y que Silvia había hablado con sus chicos en privado. Sin embargo, el buen rollo de las tronistas no evitó que la polémica volviera a surgir en plató e Iván volviera a llamar buscona a la canaria.
 
no estaba dispuesta a llevarse mal con Silvia cuando habían visto que los pretendientes de ambos bandos tenían una relación más que cordial
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Todo parecía solucionado pero, tras ver la cita que Silvia había tenido con todos sus pretendientes, la polémica y los insultos volvieron a ser el centro de atención.
Silvia y sus chicos
Después de toda la polémica que se levantó cuando Silvia se sentó en el trono, la canaria quiso tener una cita con sus chicos para comprobar que pensaban al respecto y aclarar lo que había visto en el comedor.
Silvia fue directa a por Maikel Silvia dolida no entendió su reacción y le pidió que eligiera. "O él o yo, los dos no pueden ser" , quien había dado un abrazo a Iván nada más encontrarse con él fuera de cámaras. El pretendiente quiso aclarar que era un conocido suyo y que aunque le había saludado no había perdido la oportunidad de cantarle las cuarenta y reprocharle la actitud que había tenido con su tronista. , le sentenció.
El resto de los chicos mostraron su apoyo a la canaria y estuvieron de acuerdo en asegurar que Iván era un falso y que su única intención había sido ganar unos minutos de protagonismos. Según Ricard y Cristian, el pretendiente de Maite había hablado con ellos en el cuarto de baño y su actitud había sido muy diferente a la mostrada en plató.
Silvia salió de la sita con una gran sonrisa en la boca y asegurando que tenía los mejores pretendientes que se podía tener. "No los cambio por nada", aseguró.
De vuelta a plató, los pretendientes de Silvia tenían algo que decir y , necesitaban que la tronista comprobara que contaban con su apoyo. La situación comenzó a tensarse. Iván se sintió atacado y no dudó en contestarles con dureza. no dudaron en atacar con dureza a Iván
Cristian quiso ser coherente con sus palabras de la cita y se puso delante de Iván para decirle a la cara que era un falso. Un ataque frontal que llevó al pretendiente de Maite a tacharle de borracho por acudir a conquistar a su tronista sin dormir y después de una noche de copas. Cristian y los presentes no daban crédito a lo que estaba sucediendo y reprocharon la actitud de Iván. El joven aseguró que él no era ningún borracho y que con ese comentario estaba haciendo daño a su familia. Silvia saltó en su defensa y llamó "sucio" al pretendiente de Maite, llevándose un "eres una buscona" de recompensa.
Parecía que el día de la marmota había vuelto y la misma polémica de la semana pasada era de nuevo la protagonista. La cara de Maite era un poema y volvió a repetir que esa situación no le gustaba nada. Eso sí, tiró un capote a su pretendiente asegurando que a ella lo que realmente le importaba era el fondo de las cosas y no las formas e Iván era el único que la había defendido.