Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así sería tu vida con...

Si ya sabes cual es tu tronista ideal, seguro que tienes curiosidad por saber como sería una hipotética relación con ella. Pues ya puedes saciar tu curiosidad. Descubre qué sucedería si mantuvieras una relación con…
 TU RELACIÓN CON MANUEL  
Una clara declaración de querer poner en tu vida ese aire de altanería y chulería inofensiva de un hombre que, además de cuidarte en todos los aspectos, sería una pereja imponente. En esta relación no habría lugar para las mentiras y los engaños. Además de la sinceridad que ambos mantenéis, el deseo sexual no podría estar en un segundo lugar con un cuerpo pecaminal como el de Manuel. Tú tendrías un papel protagonista en la relación, pero en algunos momentos dejarías que él llevara el rumbo la relación. (...)
 
 
 
 
TU RELACIÓN CON DAVID MORALES 
 
Estar al lado de alguien que te aporte una dosis de serenidad y calma en los momentos díficiles, y alegría en cada segundo de convivencia. No existirían las barreras para llevar una relación más allá de una pareja enamorada, ya que a este hombre le encanta relacionarse con las personas. Alcanzar la meta de tu vida al lado de una persona como David sería alcanzar un sueño, en el que la pasión nunca desaparecería. (...)
 
 
 
TU RELACIÓN CON ALEJANDRO 
 
Una historia llena de momentos inolvidables, jamás antes vividos, gracias a tu bohemio soñador. De cada día sólo sabrías que el sol va a salir, ya que todo lo demás sería impredicible junto a un hombre como Alejandro. La fidelidad no sería el factor determinante de esta relación, pero si la autenticidad de una experiencia en la que la pasión indomable del amor os llevaría rincones nunca antes inventados. (...)
 
 
 
TU RELACIÓN CON GERMÁN  

Una bomba de felicidad que cadadía explotaría para hacerte llorar de alegría. La sonrisa sería la huella imborrable de vuestra relación, en la que el físico sería lo de menos, si los momentos tristes fueran los mínimos y los alegres los máximos. Sólo una racha de tristeza podría acabar con vuestro paseo por el jardín de la felicidad infinita. (...)