Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Mi voto de confianza lo tienes"

El beso de Noel y Gerard dejó a sus pretendientes por los suelos. Ismael se vino abajo y Rubén comenzó a retorcerse en su silla hasta que no pudo más y decidió atacar. El madrileño saltó sobre la pareja en el tresillo, bailó la canción de su compañero e incluso, no dudó en tontear con las chicas del público para intentar poner celosa a su tronista. Sin embargo, se tuvo que conformar con un mísero: "Rubén es importante en el programa". Pero, ¿lo es también en el corazón de Noel?
 
 
Aunque, su cita no era una de las elegidas, Emma quiso aprovechar la situación para que todos viéramos el último encuentro que habían tenido.
 
 
 
 
 
 La situación cada vez era más comprometida para los pretendientes y Rubén no dudó en saltar sobre Gerard y Noel, quienes estaban a punto de comenzar un mini encuentro en el tresillo. La situación, era un tanto cómica y Gerard y Rubén acabaron luchando como dos niños pequeños. Ante toda esta situación, Noel no podía más que reír y es que según ella: "Es muy difícil tenerle cerca y no reírte", será que tiene cara de chiste el muchacho.
En medio de los momentos de pasión, unas chicas del público quisieron mostrar su apoyo a los pretendientes de la malagueña y le repitieron un par de veces a Rubén que ellas estarían dispuestas a consolarle. Con intención de dar celos a Noel, el madrileño aprovechó el tirón y se fue a darle dos besos a la chica que le estaba tirando los trastos.
Una cita llena de corazones
 
Rubén quiso sorprender a Noel por partida doble y no sólo se escondió entre cientos de corazones sino que, quiso gastarle una broma a su tronista. El madrileño llamó a Noel antes de comenzar la cita y le dijo que no se iba a presentar a su encuentro porque estaba muy enfadado con su actitud en plató y la historia vivida con Luismi. Indignadísima, Noel le pidió que al igual que iba a hacer con la cita, no volviera más a plató.
Minutos más tarde, cuando Noel estaba mostrando su indignación a la cámara, apareció Rubén y la tronista no tuvo más remedio que comenzar a reír sin parar.  Después de varios juegos e intentos frustrados de robarle un beso a su tronista, Rubén sacó el tema más delicado, Luismi.
Al madrileño no le gustó la reacción de Noel y mucho menos que hubiera estado en su coche los dos solos pero sin embargo, volvió a recular: "Mi voto de confianza lo tienes. Yo confío en ti pase lo que pase".
Abrazos, mordisquitos, caricias, juegos... La pasión contenida entre ambos sigue siendo más que evidente pero, algo sigue sin terminar de cuajar. Rubén aseguró que siente mucha atracción y deseo por los besos de Noel pero que no está seguro de que sus deseos sean correspondidos y la tronista asegura: "Cada vez me fío más de él. Rubén es alguien muy importante en el programa".