Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cannavaro, sobre los títulos de La Roja: "España ha sabido hacerse más malvada"

Fabio Cannavarotelecinco.es

Si hay dos tipos de fútbol que pueden considerarse opuestos son Brasil e Italia. La samba y el 'catenaccio', cinco campeonatos del mundo contra cuatro. Tan efectiva es una como la otra. Fabio Cannavaro puede hablar desde la experiencia de haber levantado la Copa del Mundo y de conocer la 'cultura' española tras su paso por Madrid. Para el Balón de Oro de 2006, el cambio de la selección española se produjo porque dio el paso de ser más ‘malvada’ y ahora es uno de los rivales a batir en 2014.

Para Fabio Cannavaro el cambio de resultados de España se debe a que La Roja se ha hecho más ‘malvada’ como afirma en una entrevista en FIFA.com. "Tuve el placer de vivir en España y disfrutar de la manera en que vive el fútbol ese país: la tranquilidad con que se preparan los partidos, sin tanto estrés, sin tanta obligación... Se trata de ganar, claro, pero también de divertirse. Es diferente. Los españoles han tenido suerte, porque, además de la generación de fenómenos que tienen ahora, han sabido hacerse más ‘malvados’. Y así, siendo más ‘malvados’, ganaron el Mundial y se han convertido en un equipo casi imbatible. Y el problema es que la generación que viene detrás es tan fuerte como la actual. Es el rival a batir. Tiene un equipo correoso, y que además cuenta con jóvenes".
El ex jugador italiano encarnaba el espíritu que siempre ha caracterizado al fútbol italiano y sabía que su objetivo final era la victoria, sin importar el medio para conseguirla. Esta selección italiana no es muy diferente a la de otros años, mantiene la actitud de siempre pero con un poco más de gusto por el buen fútbol. "Tenemos una calidad técnica importante, pero sobre todo un gran corazón, sacrificio, voluntad de ganar cueste lo que cueste. Voluntad, si hace falta, de no hacer un fútbol bonito. Para nosotros, lo más importante es vencer: ése es nuestro secreto".
La evolución de Italia quedó patente en la última Eurocopa, más toque y más presencia de jugadores de ataque, algo que Cannavaro cree que se viene produciendo desde hace bastante tiempo. "El fútbol italiano ha cambiado mucho, no sólo con Prandelli. Si nos fijamos en los últimos veinte años, en Europa, el equipo que ha practicado mejor fútbol es el Milan. También nuestra selección: la mía, que ganó el Mundial de 2006, por ejemplo. Nosotros acabábamos los partidos con cuatro atacantes, dos centrocampistas, uno de ellos Pirlo, ofensivo, y dos laterales, Zambrotta y Grosso, que eran ofensivos. Pero la gente siempre se acuerda de la Italia de los años 30, cuando el 'catenaccio' era lo más importante que había. Actualmente estamos en un nivel en el que sabemos defender, pero también atacar", afirmó el italiano.
El ex jugador del Real Madrid tiene una cultura muy distinta a la brasileña pero se le un respeto máximo por la pentacampeona del mundo.  "Brasil es diferente: es visto como un espectáculo, una razón de vida. Yo estoy orgulloso de ser italiano, pero son modos diferentes de entender el fútbol. Me siento orgulloso, porque sé que de los cinco títulos mundiales de Brasil, dos fueron contra nosotros. Eso me produce orgullo. Brasil es el fútbol", dijo el ex jugador italiano.
Y es que el año 2006 cambió la vida de Fabio Cannavaro: "Siempre he dicho que, cuando un jugador gana la Liga de Campeones, la Copa de la UEFA u otros torneos con su selección, puede ser bueno, puede ser del máximo nivel. Cuando gana el Mundial, se convierte en una leyenda. Eso resume hasta qué punto cambia la vida de un jugador convertirse en campeón del mundo". Este verano, el 14 de julio de 2014, otros 23 jugadores de fútbol se convertirán en leyenda.