Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chipper e Iván demuestran su compenetración durante los ensayos

Los ensayos generales de los concursantes de 'Operación Triunfo' están dejando ver lo que puede suceder en la primera gala. Chipper e Iván tendrán que defender el popular tema de Gnarls Barkley, 'Crazy'. Los jóvenes han demostrado congeniar a la perfección, y parece que la pareja será una de las más aplaudidas sobre el escenario.
La gala se aproxima y los concursantes se ponen las pilas para salir airosos de la primera criba que el jurado de 'Operación Triunfo' realizará el martes por la noche. Los nervios se perciben en el ambiente de la Academia, todos se esfuerzan por hacer suya la canción que los profesores decidieron otorgarles, y es que la cuenta atrás ha comenzado entre los 'triunfitos' de este año.
Chipper Iván e forman uno de los duos más esperados de la semana. Los dos concursantes tendrán que defender el popular tema de Gnarls Barkley, 'Crazy'. La dificultad es muy diferente para cada uno de ellos, ya que el idioma de la canción, inglés, no lo dominan por igual. Mientras que Chipper conoce la lengua a la perfección, ya que el joven nació y estudió en Estados Unidos, Iván se defiende con dificultad, por lo que tiene un trabajo extra en la preparación de la canción.
Su pasado de cantante de musical le está pasando factura dentro de la Academia. En la reunión que tienen los profesores, el director, Ángel Llacer, ha asegurado que "está sobreactuando y hay que decírselo, no para hundirle sino para que resurja". Iván "aún se cree" que está todavía sobre las tablas del teatro y lo vive todo "con mucha intensidad".
Por otro lado, el concursante no está a gusto con todos sus profesores y lo ha dejado bastante claro en plena comida con sus compañeros. El punto negativo para él se lo lleva Amelia, la profesional en técnica vocal, porque "es muy dura" y casi consigue que "llore en la clase". Pero como buen hombre, Iván no ha sacado a la luz sus sentimientos ya que como ha asegurado "no lloro porque sale a la tele".
Además tienen una labor muy difícil que desarrollar encima del escenario: volvernos a todos locos. Hemos podido ver como la pareja se compenetraba de maravilla durante los ensayos. La letra la conocen a la perfección, la entonación está dominada y ahora se permiten relajarse un poco con el tema de la coreografía.