Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manu y Anabel, Amor gitano

Manu y Anabel tendrá que sorprender a la udiencia con un tema de Beyoncé y Alejandro Fernández. Una balada cargada de sentimiento que se convertirá en una gran oportunidad para que los concursantes no sólo nos muestren su potente voz, sino que intenten ponernos el bello de punta sacando a la luz su pasión interior sobre el escenario.
Amor gitano (Beyoncé y Alejandro Fernández
 
Ven y quédate conmigo, dame el corazón
Vida mía estoy muriendo lento en mi prisión
Anda dime lo que sientes quítate el pudor
Y deja de sufrir de capa con mi amor
Después te llevare hasta donde quieras
Sin temor y sin fronteras, hasta donde sale el sol
Contigo soy capaz de lo que sea
No me importa lo que venga por que ya se a donde voy
 
Soy tu gitano, tu peregrino
La única llave de tu destino
El que te cuida más que a su vida
Soy tu ladrón
 
Soy tu gitana tu compañera
La que te sigue la que te espera
Voy a quererte aunque me arranquen el corazón
Y aunque nos cueste la vida
Y aunque duela lo que duela
Esta guerra la ha ganado nuestro amor
 
Yo nací para tus ojos para nadie más
Siempre voy a estar en tu camino
Alma de mi alma corazón de tempestad
Dime por donde ir, después te llevare hasta donde quieras
Sin temor y sin fronteras hasta donde sale el sol
Contigo soy capaz de lo que sea no me importa lo que venga
Porque ya se a donde voy
 
Soy tu gitano tu peregrino
La única llave de tu destino
El que te cuida más que a tu vida soy tu ladrón
 
Soy tu gitana tu compañera
La que te sigue la que te espera
Voy a quererte aunque me arranquen el corazón
Y aunque nos cueste la vida
Y aunque duela lo que duela
Esta guerra la ha ganado nuestro amor
Y aunque nos cueste la vida y aunque duela lo que duela
Esta guerra la ha ganado nuestro amor