Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Maxi y Diana, nominados en la cuarta gala

Durante la preparación del tema ya habían saltado las alarmas que predecían la falta de entendimiento entre ambos nominados. En la cuarta gala tenían la oportunidad de resarcirse, pero no lo han logrado. 
Coco explicaba así el por qué de dejar sentada a Diana: "Lo que más se parece a un cantante es un actor y has tenido un error de planteamiento. El tema habla de un amor posesivo, obsesivo, compulsivo. Debería haberse interpretado algo siniestramente, han sobrado miraditas y risitas, ha parecido en algún momento el Carnaval de Río".
Risto, a degüello

Risto, como suele, ha sido más bolchevique al referirse a Maxi: "Debe ser complicado tener tan buen concepto de uno mismo y mirarse en un espejo y ver un marine espasmódico con aires de pavo real. Tiene que ser muy duro creer que cantas como los ángeles y escuchar eso que sale por eso que llamas boca".
Y a seguido, fiel a su estilo: "Tiene que ser muy duro venir a una gala con un tema debajo del brazo, un himno, y destrozarlo, triturarlo, trincharlo en horario infantil. Lo que has hecho pasará a la historia de los jíbaros musicales. Hacer de grandes temas, pequeñas cosas".
Rafa y Alba se salvan por los pelos
Tampoco las críticas a , los otros dos nominados por el jurado, han sido muy halagüeñas. Pero sí mucho más constructivas. A Rafa le ha venido mal cantar con Ángel y Mario, siempre según los cuatro del jurado; y Alba, según Coco, está perdiendo la "oportunidad de culturizarse en la Academia" y "sólo piensa en comer, cantar y dormir". Rafa y Alba
Los profesores se han apiadado del talento de Alba y las pizarras de los compañeros han salvado al rubio de ojos azules, quien sabe si para que pueda seguir cortejando a la joven murciana. Tiene al menos dos semanas más para consolidar su amor... al 'bel canto'.