Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quién dijo que la convivencia sería fácil?

La convivencia dentro de la casa de 'Operación Triunfo' no está pasando por un buen momento. Las relaciones personales con Virginia, una de las concursantes que peor ha encajado con el resto, y los supuestos favoritismos por pare de la organización con algunos de los alumnos, están convirtiendo el día a día en un auténtico infierno.
La convivencia nunca es fácil
 Algunos de los concursantes acusan a la organización de favoritismo con uno de los concursantes. Iván se siente en desigualdad respecto a Manu. Asegura que los profesores le miman más que a ninguno de ellos y que además no le hacen cantar ni bailar cosas que puedan incomodarle. "Yo también canto muy bien y me hacen bailar", se queja el joven.
Con Virginia las cosas van todavía peor. Desde el primer momento la joven no encajó entre sus compañeros y estas diferencias se están haciendo mayores con el paso del tiempo. La acusan de egoísta, y un simple caramelo es capaz de hace estallar una guerra entre ellos. "Ella no deja nada, el otro día le pidieron un simple caramelo y no paró de quejarse", comenta Iván ante algunos de sus compañeros.