Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los finalistas demuestran que tienen un nivel brutal

En plena recta final del concurso siempre se espera un nivel máximo de los alumnos. Y así ha quedado claro en el pase de micros previo a una gala decisiva: cuatro finalistas que han cumplido sin dificultades las expectativas que los profesores tenían puestas en ellos, es decir, cuatro profesionales. A pesar de que los nervios hacen mella en estas futuras estrellas, se han lucido como nunca.
Poco más se podía esperar de Virginia, que ha seguido una espectacular trayectoria durante estos meses. Pues bien, según los profesores, su interpretación en el pase de micros ha sido "lo mejor que han oído de ella". Un tema "súper bonito" que, en definitiva, le viene como anillo al dedo. Únicamente debe mejorar algunos detalles de su coreografía junto a Chipper.
A pesar de que son los dos candidatos a abandonar la Academia, Pablo y Manu han recibido valoraciones similares. La actuación de Pablo ha impresionado al profesorado. Interpretará un tema 'cañero' en el que, en palabras de los que entienden, debe "desmelenarse y dejar que se le vaya la olla". Poco más o menos se espera de Manu, que en esta ocasión va a dejar atrás su carácter de niño dulzón para dar rienda suelta a su vena más rockera. El consejo: que potencie su canción a tope. De cumplirlo, asegurará junto a sus compañeros una gala muy 'movida', con la fuerza necesaria para conseguir otra final de OT inolvidable.
Y, para terminar con esta oleada de valoraciones positivas, Chipper. El estadounidense, siguiendo con su tónica habitual, ha realizado una actuación impecable que los profesores han calificado como "espectacular desde la primera a la última nota". De todo esto se puede extraer una conclusión clara: un altísimo nivel en cuatro propuestas con cuatro estilos muy característicos. Algo que evidencia que los finalistas han crecido profesionalmente desde su entrada en la Academia.
Uno de los eliminados en la gala perderá la posibilidad de ganar OT, pero también 500 euros. Esta es la cantidad que han apostado Pablo y Manu: cada uno está convencido de que se irá del programa y de que el otro cruzará la pasarela. La solución sólo podremos conocerla esta noche.