Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A ver si afinamos más

En la Gala 2, el auténtico desafine lo protagonizó el jurado. Los profesores no comparten sus criterios y se muestran molestos. Pero el momento más vergonzoso llegó cuando Javier LLano nominó a Virginia, la preferida de Risto. Noemí Galera se encargó de corregir a su compañero.
El jurado
Algo falla en todo este engranaje cuando los profesores no están de acuerdo con la votación del jurado. No adoptaré yo el papel de quien juzga al juzgador, que para eso tenemos aquí a Leo Segarra, pero no me resisto a señalar esa contradicción tan chirriante que supone tener un jurado discrepante no solamente de la opinión general sino concretamente de quienes tienen el contacto diario más directo con los concursantes. Pero es que además, hay cosas que son o no son, y escuchando a Evaristo y sus 'ristadas' surgen a veces las risotadas, porque es que no se entera este muchacho.
Sin entrar a valorar el hecho de que Iván cante mejor o peor, por ejemplo, lo que no parece que comulgue con la realidad es decir que Noelia está ausente o invisible en la academia. La rotunda Noelia no pasa precisamente inadvertida y más bien se podría hablar de su ubicuidad. No es algo opinable, sencillamente no es así, quiero decir que el jurado se equivoca de medio a medio. Por no entrar a discutir si una buena alumna puede llegar a ser una estrella o no. Los antecedentes se pueden buscar en este mismo programa y anoche tuvimos de invitada a una Lorena más en forma que nunca, que fue todo un ejemplo de alumna obediente y trabajadora, como lo fueron Soraya, Bisbal y tantos otros.
Javier Llano... nominado
Pero no es este el único miembro del jurado que tiene problemas de afinación. Javier Llano protagonizó la metedura de pata de la noche, el gran desafine. Le dijo a Virginia que estaba nominada y entonces Noemí Galera, cual Ansón en aquel certámen de Miss España que tanto se encargó de imitar Manel Fuentes, puso a su compañero de jurado en su sitio, aclarando que no era eso lo que habían pactado. Les faltó nominar a Llano, que es lo que muchos hubiéramos deseado. Este jurado debería preocuparse en afinar más, dar razones puramente artísticas, centrarse en las actuaciones que vemos en la gala y olvidarse de los dimes y diretes ocurridos durante la semana. Y si quieren apoyarse en lo que se cuece en esta academia deberían venir aquí o simplemente ver más el 24 horas. Digamos que con frecuencia se nota que tocan de oído, o sea que hablan por hablar, y eso es fatal. 1
Sobre la nominación del jurado a Iván parece que no se debe a razones artísticas, sino que está más bien relacionada con la actitud de este concursante, que no deja títere con cabeza. Es el más deslenguado e indomable de la academia, como se encargo de recordar el 'dilecto director' Llácer. Se me vislumbra que esa nominación en primera instancia tenía un mucho de toque de atención, de sanción encubierta por su actitud crítica dentro de la academia. Tengo dicho que este chico es una bomba, aunque más bien podría ser un volcán en permanente amenaza de erupción. Por eso da lástima verle en horas bajas, ya que Iván está en su salsa cuando imita a Llácer, como anoche en el chat, así como cuando está de chismorreo, que es su actitud por defecto.
Las visitas de artistas
Si la primera víctima de Iván entre los invitados fue Conchita, a la que puso a caer de un burro, no se quedó atrás ayer con el grupo Belanova. La verdad es que para traer gente así mejor que no viniera nadie. Más vale que se olviden del recital de desafines que dieron estos mexicanos y se queden con el recuerdo de El Consorcio, cuya visita fue todo un revulsivo, uno de esos momentos mágicos difíciles de repetir. La próxima vez que avisen y repartimos 'tissues' para todos. La visita de Belanova fue lo más destacado de un día de tensión en la academia, como son todos los martes. Ni Néstor Serra y sus agotadoras clases ni la simpatía de Jéssica Expósito son capaces de hacerles olvidar que están en capilla, a pocas horas de enfrentarse frente a un jurado no tan justo.
Nominados, favorito y expulsado
De las noches de gala salen siempre cuatro grandes protagonistas, que son el expulsado, los dos nominados y el elegido como favorito por las 'carpeteras', perdón quiero decir por la audiencia. Coincidiendo con la predicción de la mayor parte de encuestas, el expulsado fue el 'baby' Ros. El favorito fue en esta ocasión Manu Castellano, el más tierno y cariñoso de la academia. Y si los dos primeros nominados fueron chicos, ya sabemos que de la segunda expulsión saldrá una chica, Paula "la nueva' o la 'descentrada' Esther. 2
Nada que objetar en los dos primeros hechos. En cuanto a este último, realmente se lo merecen las dos, aunque ayer tampoco fue la noche de Virginia, salvada por la 'campana' Galera. Si he de decir la verdad, no sé quien se merece más la expulsión, tengo dudas de si debemos castigar a una Esther que no parece capaz de sacar provecho de una voz bonita y que probablemente pasará a la pequeña historia de esta academia como la peor de sus alumnas; o bien no dar una oportunidad más a Paula, que también parece superada por todo esto. Lo que va a ser tremendo es ver a estas dos defendiendo su permanencia en solitario.
Manu junto a Pablo firmaron la actuación más destacada de la noche, junto a la de Noelia y Chipper. Gracias a estos cuatro la gala tuvo la altura que se merece, aparte de los momentos emotivos que nos trajeron los encuentros provocados entre concursantes y sus parejas. Especialmente tierno estuvo Pablo, mirando en la distancia como se marchaba su novia del plató y su llorera posterior, al igual que la de Sandra. En la noche del amor, víspera de la festividad de Sant Jordi, hizo Jesús Vázquez unos sorteos que terminaron como casi todos habíamos querido. Tania G. tendrá a su perrita unos días u horas en la academia, Manu a su madre comiendo con todos ellos y Pablo, más en la intimidad, podrá estar con su novia a solas.
Los mejores momentos
Aunque los tres momentos dignos de 'zapping' en esta noche de la segunda gala no fueron por mérito musical alguno. El primero fue ver a la pobre Paula dar con sus huesos contra el suelo. No era este tipo de piñazo del que había yo hablado, aunque lo aceptamos como un adelanto de lo que ella misma podrá experimentar dentro de una semana, si es que resulta expulsada de la academia. El segundo momento fue el de la mano de 'Miss' Mimi pasando peligrosamente por la entrepierna de Iván. No es exageración, el grado de cercanía fue evidente, como bien se han encargado de destacar en esta nuestra web. Casi pude ver y sentir las chispas que saltaron en ese momento, perfectamente recogido por una realización que anoche fue impecable.  3
Y, por último, pero no por eso menos importante, el beso de Noelia y Chipper al final de 'La mañana' (aunque graciosamente lo vimos casi al final de la noche), que además superaron en intensidad durante el chat. Este 'guiri' se anima solo y en ese segundo beso abrió la boca más de lo que se esperaba la valenciana, que reaccionó con la simpatía que está encandilando a todos.
Y lo de Lorena, protagonista ayer de dos números musicales procedentes de su disco 'De película'. En el segundo tema vimos a los concursantes acompañando a esta antigua alumna, según han estado ensayando ampliamente durante esta semana, y en el primero interpretó ese 'Maniac' que cantaba Michael Sembello en la película 'Flashdance'. ¡Qué decir! El metrónomo se quedó paralizado por un momento viendo anoche a Lorena.