Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡OJO, SPOILER! El sorprendente final de ‘Perdóname, Señor’: el cierre de todas las tramas, a análisis

Rafa Medinatelecinco.es

'Perdóname, Señor' ha llegado a su fin y ya sabemos cómo terminan todos los personajes y sus tramas. ¿Ha triunfado el amor o, por el contrario, hemos vivido una tragedia? Si aún no has visto el capítulo, mejor que no sigas leyendo y entres al íntegro porque a, partir de este punto, hay spoilers. 

1) Rafa, Lucía y Bruno, ¿una familia condenada al fracaso?
Desde el principio ya sabíamos que Lucía y Bruno eran los padres de Rafa, aunque el joven ni se lo imaginaba. Lo descubrió en el peor escenario posible: el funeral del que creía su padre, Miguel, el hermano de Lucía. Aunque le costó aceptarlo, acabó reconociendo a Lucía como su madre, pero el caso de Bruno fue diferente: ¿acaso era posible pasar de enemigos acérrimos a tener una relación paternofilial habitual? Bruno hizo movimientos en esta dirección, aunque no fueron los acertados (lo del Perla...).
¿Y qué hay de Lucía y Bruno? Estuvimos los ocho capítulos pegados a la pantalla esperando el acercamiento entre la monja y el empresario y descubriendo con Lucía lo que sentía por su novio de la infancia. Aunque ella intenta protegerle (y a su vez evitar que Rafa cometa una locura que podría condenarle de por vida), parece que él no está tan enamorado de ella como nos ha hecho creer. 
2) Rafa y Paula: contra viento y marea
Paula siempre se ha dejado guiar por su corazón, aunque eso significase rebelarse, desoír los consejos de su padre y hasta poner en peligro su vida. Rafa parecía de la misma opinión (aunque solía anteponer su trabajo a su novia), pero al final se da cuenta de que su modo de vida es demasiado peligroso para ella y que, aunque la quiere, tiene otras prioridades. 
3) El teniente Menéndez, desacreditado 
El teniente Menéndez estuvo desde el primer capítulo empeñado en detener a Bruno Lachambre, para lo que incluso llegó a infiltrarse en su banda. Pero desde la muerte de su compañera Soler a manos de Lario y del secuestro de su hija por éste, su implicación se ha convertido en algo personal. Tanto, que incluso ha recurrido a maniobras poco ortodoxas (por no decir ilegales) que terminaron teniendo sus consecuencias. 
4) La lucha entre bandas llega a su fin
Barbate fue escenario de la lucha entre dos bandas rivales: los mexicanos de Valenzuela y los árabes de Yusuf. Valenzuela y los suyos comenzaron la guerra asesinando al hijo de Yusuf y ahora es el momento de que el patriarca marroquí consume su venganza. Para ello, se alía con Rafa y con Bruno y le tienden una trampa.