Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chelo Gª Cortés: "No voy a dejar mi silla en 'Sálvame' tan fácilmente"

Chelo García Cortés ha querido zanjar polémicas. Tras las acusaciones de ser un topo de 'Sálvame' y los enfrentamientos con sus compañeros, la colaboradora niega haber traicionado al programa, asegura que no dejará su puesto y pedía disculpas a Luis Rollán, con quien también tuvo un enfrentamietno. Sin embargo, la polémica ha continuado ya que Kiko Hernández le acusa de ser "falsa" y "una mala persona" pero esto no importa a Chelo y anuncia que se someterá al polígrafo de 'Sálvame Deluxe' para demostrar su verdad.

A Chelo García Cortés se le acusó de filtrar información de 'Sálvame' a la competencia, ella se defendía pero sus compañeros no acababan de creerla. Debido a esta reacción, la colaboradora se sentía poco respetada en su programa, así lo manifestaba en su entrevista en 'La Noria' y el resultado ha sido un enfrentamiento entre colaboradores que acabó con Chelo entre lágrimas.
Tres días después, Chelo reaparece en 'Sálvame diario' y declaraba estar "bien" tras unos días de haberlo pasado "muy mal". Para los que no creen sus lágrimas, aseguraba que fueron fruto de "la rabia", explicaba que había tenido "dolor", pero que esa situación ya ha cambiado: "ha llegado un momento que he dicho hasta aquí hemos llegado" y por ello, se mostraba dispuesta a acabar con las polémicas: "Por mi parte, hoy va a quedar zanjado y el que quiera seguir que se busque un circo".
Una vez junto a sus compañeros, Chelo hacía su alegato. En cuanto a las acusaciones de topo, aseguraba: "No he sido un topo, no lo he sido nunca, ni lo seré", aunque de fondo se escuchaba la voz de Kiko Hernández que decía: "Ayer se demostró que lo eres". Haciendo caso omiso a sus palabras, Chelo declaraba estar "a gusto" en 'Sálvame', no dudaba en afirmar: "no voy a dejar la silla tan fácilmente, 'Sálvame' existe conmigo y sin mí, no soy imprescindible, pero no me voy a ir a menos que me echen mis jefes o la audiencia".
Luis Rollán y Chelo Gª Cortés son a la vez, amigos de Isabel Pantoja y amigos entre ellos. Sin embargo, ha surgido un enfrentamiento que comenzó cuando Luis Rollán insinuaba que en el programa '¿Dónde estás corazón?' no llegó a trabajar durante un verano, al parecer, porque su presentador se negó. Chelo, que aseguraba haberse puesto en contacto con el entonces director del programa, transmitía de su parte que no hubo veto y Luis se sintió molesto por la negación de su amiga.
Luis se declaraba dolido por su amiga y compañera y Chelo García Cortés le explicaba el porqué de sus palabras: "le dije que a mí se me ha negado, no digo que Luis Rollán mienta, yo dije pues entonces las personas que han hablado conmigo están mintiendo, negué el veto o lo que él consideraba veto" y, dicho esto, pedía perdón: "yo te pido disculpas a ti porque eres mi amigo".
Durante sus disculpas, Kiko Hernández acusaba a Chelo de ser "una falsa" y "una mala persona". Según él, en otros momentos Chelo no ha dado todo el apoyo debido a su amigo. Citaba como ejemplo la polémica surgida a raíz de la boda de Luis cuando, sin previo aviso, las fotografías del enlace eran publicadas por la revista '¡Hola!' en su portada. En ese momento, se especulaba con la posibilidad de que Isabel Pantoja, asistente a la boda, amiga de Luis y protagonista de las fotografías, se hubiera enfadado y, por ello, Kiko Hernández llamó a Chelo para confirmar la noticia: "me devuelve la llamada y me dice, no sé si era exactamente así la frase: Solo eseramos que Luisito no haya cobrado por la exclusiva del ¡Hola!".
Ante esta acusación, Chelo lo desmentía tajantemente: "sigues agarrándote a una historia de hace seis meses, no voy a reconocer lo que no te he dicho", concluía aunque no así el enfrentamiento.
Cuando todo parecía más calmado, Paz Padilla anunciaba algo que sorprendía a todos los colaboradores: Chelo García Cortés se someterá al polígrafo para demostrar su verdad. Kiko Hernández ponía entonces en cuestión que la colaboradora quisiera zanjar la polémica. Sin embargo, la colaboradora asegura que no cobrará y que lo único que quiere es demostrar que no ha traicionado al programa.