Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mila Ximénez: "No soy un muñeco de feria, se acabó, estoy agotada"

Tras dos semanas de ausencia, Ángela Portero decidía regresar a 'Sálvame'. Sin embargo, su enfrentamiento con Mila Ximénez seguía latente y 24 horas después ha estallado. Las acusaciones han vuelto y un comentario de Mariñas, transmitiendo unas palabras de Álvaro García Pelayo, han sido el detonante para que Mila dejara el plató.

Tras varios enfrentamientos, Ángela Portero anunciaba que dejaba la televisión. La colaboradora ha estado dos semanas ausente en ‘Sálvame’ pero, finalmente, regresó. Tras ello, Mila Ximénez, con quien Portero protagonizó varios de sus enfrentamientos, anunciaba su decisión: “No voy a hacer grande a nadie más con enfrentamientos”. Sin embargo, la tensión entre las colaboradoras estaba latente y, finalmente, ha estallado.
Portero se confesaba con Teresa Campos, hacía una alusión a Mila Ximénez y ella le pedía que no la hiciera. Pero los comentarios continuaban y Mila estallaba: “No te hagas la víctima, vienes con el perro y estamos del perro hasta aquí” ¿Qué ha pasado con la Guardia Civil?”, preguntaba a Temprano y él respondía: “parece que ha habido sanción”. “Pues ya está y tú has dicho que hay unas imágenes mías, empezaste tú a tirar cañonazos que a mí ya me resbalan”, replicaba Mila; “Le voy a dar la razón a Mila, no tenía que haber hablado del perro. Yo no di la noticia, la dio Miguel”, contestaba Ángela.
Las acusaciones continuaban: “Eres muy carroñera y el miedo es que tienes contenedores de mierda encima”, decía Mila; “No tienes ninguna credibilidad, habla de lo que quieras no te tengo miedo”, replicaba Ángela.
Portero se levantaba, quería leer la primera frase de uno de los libros de Mila Ximénez, ella le decía que no necesitaba su publicidad pero Ángela insistía: “Primera frase del libro de Mila: agradecimientos a Ángela Portero y Álvaro García Pelayo por confiar e n mí”; “Y de chica me encantaba Bambi y ahora me da como arcadas”, decía Mila sin darle más importancia.
El enfrentamiento alcanzaba su punto máximo cuando Jesús Mariñas transmitía lo que Álvaro García Pelayo, exmarido de Ángela Portero, le había dicho: “Dice claro yo recuerdo los años que Ángela y yo mantuvimos a Mila”. La aludida no daba crédito a sus palabras: “Transmitir ese mensaje me parece de una suciedad, de una zafiedad, tanto Álvaro como tú”.
“A mí no me ha mantenido nadie, si me hubieran mantenido nadie no hubiera comido mierda y no tendría que haber abandonado a mi hija”, estallaba Mila, "¿Cuento lo que decías de Álvaro García Pelayo?”  La colaboradora se marchaba aunque Raquel Bollo intentaba impedirlo: “se acabó, que se curre el programa ya. Se acabó ya, yo no soy un muñeco de feria aquí, se acabó, estoy agotada ya, reventada, se acabó, que no tengo nada que escuchar”.
“Lo que ha dicho Mariñas a la dirección del programa no tiene nada que ver”, transmitía Terelu Campos; “no soy un muñeco de pim, pam, pum, estoy reventada ya, se acabó”, continuaba Ximénez, “vengo a trabajar, no a una guerrilla, os habéis acostumbrado a que venga la gente a tirarme cañonazos”.
Terelu Campos regresaba al plató y tomaba la palabra: “Todo el mundo sabe de mi relación con Mila Ximénez, para mí que Mila se tenga que marchar de plató es algo que me afecta evidentemente, me molesta y me molesta muy mucho creo que a veces, no voy a decir todos porque no todos lo hacen, pero algunos pasáis una barrera que son innecesarias”.

Ángela Portero replicaba entonces entre lágrimas: “Ella lleva todo el día provocándome, en redacción y en todas partes, lo he pasado muy mal, no monto un numerito de este calibre, antes que ponerme así prefiero estar en mi casa y he estado 15 días sin trabajar y necesito trabajar. Lo está provocando ella y no voy a permitir”.

También Mariñas, pasados unos minutos, pedía perdón. Terelu explicaba que durante el corte publicitario el periodista había hablado con ella: “Sé que Mariñas está afectado porque su frase ha sido detonante, sé que le ha pedido perdón a Mila y le ha pedido que por favor le diera un beso”; “El primero se lo di yo y ella me lo ha dado”. Finalmente, tras unos minutos de ausencia, la colaboradora regresaba.