Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Laura, nueva 'amiga' del marido de Chiqui: “Tuvimos tres encuentros”

Primero fue Paula, luego Cecilia… Y ahora Laura. El testimonio de la joven acusa de nuevo a Borja Navarro, marido de Chiqui, de serle infiel. Laura asegura que era compañera de Borja en una tienda y lo que surgió entre ellos fue más que amistad: “Sé que me tenía mucho cariño pero luego se arrepentía mucho porque quiere a Chiqui”.

 “Nos conocimos en una tienda en la que entré a trabajar”, comenzaba a decir Laura. Asegura que fue compañera de trabajo de Borja y, a lo largo de tres meses, se convirtieron en amigos. Sin embargo, surgió algo más: “Te llevas bien con una persona, sientes soledad… Tuvimos algo más que una amistad”.
Todo sucedió antes de que Chiqui y Borja se casaran: “Tuvimos tres encuentros”, aseguraba. Laura explicaba que se dejó llevar por los sentimientos, cree que Borja le tenía “mucho cariño” pero también se mostraba arrepentido: “Él quiere a Chiqui”, decía.
“No quería meterme ahí porque era injusto”, continuaba explicando, “ella está enamorada de él y Borja también aunque surgió lo nuestro”. Eso sí, pasado el tiempo no puede evitar sentirse “usada” por el marido de la concursante de 'Supervivientes'.
En cuanto a todo lo que le está sucediendo a Borja, Laura se declaraba impactada: “Creo que necesita ayuda, desconozco al Borja que estoy viendo, pienso que es alarmante. Lo pasé mal, lloré viéndolo así”. Y expresaba un deseo a modo de conclusión: “Espero que le perdone”.
Laura Campos, ganadora de GH y amiga de Chiqui, cree que todo es un montaje
“Es un montaje de ellos, pero de los tres”, decía la ganadora de ‘Gran Hermano’ el alusión a Chiqui, Borja y su 'amiga', “me juego el cuello”. Para Laura Campos, esta no sería la primera vez que la pareja hace un montaje: “¿Cuántas veces han ido al Deluxe llorando? Que si no tienen dinero, les dan trabajo y no se quieren poner a trabajar. Unas cuantas ¿no? Todo lo que se pueda sacar, ahí van”.