Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chabelita llama al '112' para denunciar el acoso de los 'paparazzi'

La abogada de Chabelita se vio obligada a llamar al 112 cuando Chabelita le comunicó que estaba siendo acosada y “amenazada” por los paparazzi. Después de una comida en un restaurante, Dulce, Alejandro, Sema, Chabelita y el niño entraron en el coche y, viendo que los fotógrafos les perseguían con su coche, empezaron a acelerar hasta entrar en un callejón sin salida en el que fueron cercados por los paparazzi. Asustada, Chabelita llamó a Cinthya Ruiz para pedir ayuda.

Dulce, Alejandro, Sema, Chabelita y el niño salían de su casa para disfrutar de una jovial jornada entre amigos. Todo parecía normal hasta que, después de comer en un restaurante, Dulce salía disparada de un parking para tratar de despistar a los paparazzi que les llevaban siguiendo durante todo el día.
En ese momento, comenzó una persecución por la carretera que va a Sanlúcar, Dulce se puso nerviosa y acabó entrando en un callejón sin salida y fue cercada por los coches de los fotógrafos. “Entonces Dulce perdió el control y se puso a gritar y empezó a decir que había llamado a la policía”, ha contado Kiko Herández, a la vez que Chabelita, oyendo llorar a su niño, también se asustó y decidió llamar a su abogada. Ésta, preocupada, hizo una llamada al teléfono de emergencias 112 pidiendo “el rescate” de Isabel II.
Según Kiko Hernández, habría un motivo por el que Dulce quería despistar a los fotógrafos: “Querían ir a ver a Alberto Isla”, aunque, es una suposición algo extraña ya que Alejandro, el supuesto nuevo novio de Chabelita, se encontraba en el coche. La propia hija de Isabel Pantoja ha llamado en directo a Raquel Bollo para decir que fue “amenazada” por uno de los paparazzi y que, por eso, se asustó tanto. Al parecer el fotógrafo le advertía de que bajara la velocidad y dijo: "Parad el coche, que lo tengo todo grabado y váis a dormir en el cuartelillo".